Nuestra Editora Recomienda: Aceite de Argán, milagro de la naturaleza

Nuestra Editora Recomienda: Aceite de Argán, milagro de la naturaleza

El mítico Oro Líquido que ha revolucionado el mundo de la cosmética es un infaltable cuando se va tras el poder de lo natural. ¿Cuáles son sus verdaderos beneficios y cómo se usa correctamente?

Mucho se habla últimamente del aceite de argán como el milagro por excelencia para piel y pelo. Muchos productos cosméticos lo han empezado a utilizar como componente esencial y otros tantos dicen contar con sus beneficios.

Profundamente hidratante y humectante, lo cierto es que no se suele saber mucho aún acerca de sus verdaderos beneficios y de aquello que lo hace tan especial. Así pues, hoy este imperdible de la cosmética natural es mi recomendado para que lo conozcan por lo que realmente es y puedan aprovecharlo todo su poder.

El aceite de argán se obtiene de las semillas del árbol de argán originario del sur de Marruecos, por lo cual se le ha conocido también como el Oro Líquido Marroquí. Dado que uno de estos árboles puede tardar entre 30 y 50 años en producir fruto, se le ha considerado históricamente un producto exclusivo y de lujo.

Este aceite contiene una elevada cantidad de vitamina E y un 80% de ácidos grasos esenciales lo cual lo hace perfecto para evitar el envejecimiento y la resequedad . Además tiene gran efecto regenerativo pues aumenta el contenido de las células y fomenta la oxigenación de la piel. Y como si fuera poco es antiséptico, cicatrizante, antiarrugas y fortalecedor de tejidos.

Una de las cosas a tener en cuenta a la hora de utilizar el aceite de argán es que es muy importante que sea puro pues esto asegurará que sus componentes y beneficios permanezcan intactos. Lo más importante es asegurarse de que haya sido prensado en frío en vez de provenir de semillas tostadas. Sí, efectivamente será un poco más costoso si es puro, pero los beneficios y efectos no tendrán comparación entre una versión y otra así que vale la pena invertirle.

Sabiendo esto, pasemos a su utilización práctica.

Para el pelo

Pocas cosas en el mundo pueden devolverle la vida, suavidad e hidratación al pelo como una rutina en la que el aceite de argán sea protagonista. Algunos de los beneficios:

  • Da brillo y flexibilidad
  • Hidrata en condiciones extremas (después de la exposición al sol y al mar)
  • Alimenta y fortalece las fibras capilares
  • Ayuda contra el frizz
  • Combate las puntas abiertas y el aspecto deshilachado
  • Nutre a profundidad y devuelve la suavidad

Puede aplicarse directamente sobre el pelo teniendo cuidado de no excederse para no dejarlo con sensación grasosa. Diariamente, su aplicación en las puntas ayuda a tratar el maltrato de las mismas y el aspecto muerto del pelo.

Mi Favorito:

Un ritual que no tiene pierde y que además es perfecto para relajarse y tomarse un momento para uno mismo no necesita más que una toalla húmeda y tal vez una buena mascarilla para acompañarlo (ver: Mascarillas Naturales para Todo Tipo de Ncesidad )

Se aplica el aceite de argán en todo el pelo, desde el cuero cabelludo hasta las puntas, haciendo especial énfasis en ésta si se encuentran muy maltratadas. Luego, mientras se calienta una toalla húmeda, se realiza un buen masaje en el pelo que ayude al aceite a penetrar las fibras capilares y que de paso relaje la tensión. Finalmente, se envuelve el pelo con la toalla caliente y húmeda y se deja actuar durante mínimo media hora para luego lavar normalmente cuidándose de retirar bien el exceso para que el pelo no quede grasoso. y… voilà! Los resultados hablarán por sí solos.

Para la piel

Sobre la piel, el aceite de argán también puede ser absolutamente revelador por sus siguientes propiedades:

  • Regenera y oxigena la piel
  • Ayuda en la renovación celular
  • Es un excelente tratamiento para irritaciones cutáneas, acné, eczema, estrías y quemaduras
  • Es antioxidante y neutraliza los radicales libres
  • Hidrata y brinda elasticidad

Puede aplicarse directamente sobre la piel poniendo un par de gotas sobre los dedos y masajeando la cara y cuello con movimientos circulares. Para su mejor absorción, este método es ideal para la noche en la que piel puede descansar de los efectos externos del ambiente y está lista para una verdadera regeneración.

También se puede combinar con la crema facial o corporal diaria para potencializar los efectos de ambas y aumentar la efectividad del tratamiento rutinario.

Mi Favorito:

Un tratamiento que combine aceite de argán con aceite de almendras dulces directamente sobre la piel después de la ducha realizando masajes circulares de arriba hacia abajo es un verdadero regalo para la piel y para el bienestar del cuerpo.

..............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

 Maria José Marroquín, Editora Fucsia.co  

Antropóloga y periodista de viajes, experta 
en estilo de vida y lujo digital. 

Nacida y criada en Bogotá, retoques finales
entre París, Berlín y Barcelona.

Su lugar: las montañas.

Su debilidad: los libros.

Su sinónimo de bienestar: una taza de té verde.

Para saber más síguela en

Instagram: @mightyjosephine

Foto: Ana Lorenzana

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.