Año nuevo en cuerpo nuevo: 10 trucos para perder peso

Año nuevo en cuerpo nuevo: 10 trucos para perder peso

Es el momento perfecto de poner el marcador en 0. Ni las dietas extremas ni los regímenes confusos son una opción: estos 10 trucos hacen parte de la solución.

1.    Para la barriga inflada, litros de agua

La retención de sal  en el organismo es un elemento que juega en nuestra contra. El agua pura y las infusiones de hierbas son cruciales para este proceso de eliminación de impurezas en las paredes abdominales y los muslos. De día, de mañana y de noche, cuando ves televisión  o revisas tu mail: carga con tu botellón de agua. Por el lado de las agüitas milagrosas, la de  apio y la de limón son perfectas en ayunas, antes del almuerzo y al momento de acostarte: rebajan el colesterol y además te relajan. Si quieres más inspiración aquí te dejamos unas recetas de nuestras Aguas Detox Favoritas

2.    Cremas tonificantes y masajes reductores

Rompe mitos: sí funcionan, pero solo si van acompañados de mucha hidratación y de una dieta rica en antioxidantes que encuentras principalmente en las frutas. Generalmente son utilizados para la reducción de la celulitis, pero la verdad es que los masajes y cremas calientes “derriten” aquella grasa estática que necesita ser quitada del medio. Un masaje muy bien hecho con los aceites indicados, como el de almendras, mueve la grasa y la elimina del todo gracias al consumo de agua, que se expulsa a través de la orina.
3.    Arroz integral

Te lo repetimos una vez más: eliminar del todo las harinas o las grasas no es el camino indicado para bajar de peso; solo te producirá una disminución de tus defensas, poco brillo en tu piel y pelo, debilitamiento de tus uñas, por mencionar solo algunos detalles estéticos. Por unos quince días, elige para el almuerzo el arroz o la pasta integral o las  papas al vapor, los brotes de semillas como entrada, carnes blancas con aceite de oliva virgen y reduce el consumo de gaseosa.

4.    Alimentos quema-grasa

Existen y debes incluirlos en tu dieta el resto del año. Las almendras y demás frutos secos marcan músculos y quitan el hambre. El huevo, el pavo y otras carnes magras eliminan grasa y fortalecen el sistema inmunológico. El aceite de soya y canola no permite que la grasa se deposite fácilmente. El pomelo y la toronja disminuyen la insulina, regulan el azúcar en la sangre y el metabolismo.  Las espinacas combaten los radicales libre y construyen músculos.

5.    Duerme más

Date tiempo de sobra para descansar, tanto cuerpo como mente. Una investigación finlandesa realizada por especialistas de la nutrición, confirmó que quienes duermen poco sufrían de presión alta y acumulaban fácilmente la grasa visceral. Las horas de sueño no solo alimentan el alma: también hacen un buen trabajo con la ansiedad y la piel.

6.    Come más proteína: Esto mantiene la grasa muscular. Según la revista Women’s Health y un artículo del magazín médico American Journal of Clinical Nutrition, la  ingesta recomendada de proteínas es de 0,54 y 1 gramo por libra de peso corporal. Yogures bajos en grasa, nueces, carne magra y huevos, los indicados. También afirman que este consumo puede incluso hasta quemar un 35% de calorías.

7.    Trucos para el mes

 Enero es el mes del año en el que estás mejor  preparada (sicológicamente y, aunque no lo creas, físicamente) para hacer dietas y comenzar de cero. Así que aprovecha tu buena vibra para hacerte a una sola idea: es el comienzo de nuevos hábitos saludables.

8.    Fruta bendita

 Desde ya “envíciate” a comer fruta todos los días, así sea un trozo de manzana o un puñado de fresas. Éstas hidratan tu piel y eliminan toxinas de la misma. Una ensalada de frutas de vez en cuando no es suficiente. Identifica si eres intolerante a la fructosa y elige aquellas que realmente te gustan y que no afectan tu organismo (algunas como los cítricos no son tolerables para personas que sufren de acidez, Síndrome de Colon Irritable o alergias). 
9.    Incluye en tu dieta del año snacks saludables para cuando te ataca el hambre 

Barras integrales, maní sin sal, almendras, cereales, batidos de yogur y frutas, avena con leche de sabores,  compotas caseras, queso pera y otros antojitos que no te harán sentir culpable. No te crucifiqu pero cuídate ante todo con conciencia la mayor parte del tiempo.

10.    Exfoliación

Adquiere el hábito de hacer limpieza profunda de tu piel por lo menos una vez a la semana. Dedícale una hora a una mascarilla frutal, de leche o de avena y a remover impurezas acumuladas. La grasa de tu cuerpo también sale por tus poros.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.