¿QUÉ SIGNIFICA ROMPER UN ESTEREOTIPO?

¿QUÉ SIGNIFICA ROMPER UN ESTEREOTIPO?

Romper un estereotipo significa desilusionar a alguien o a muchos y, definitivamente, necesitamos más de estas desilusiones.

El pasado 2 de noviembre experimenté el placer de ver y escuchar a Carla Morrison en concierto. ¡Wow!

Yo la había escuchado y me encanta su voz intensa y original; mas verla sobre el escenario es otra cosa. Ella tiene una belleza que va más allá de lo común, se mueve sensualmente y alterna el dramatismo con la ternura y sus amorosas reflexiones de tal manera que su audiencia se siente cautivada y conmovida: inspirada, diría yo.

¿Qué tiene esa mujer que cautiva, conmueve e inspira? Además del talento y la pasión por lo que hace, creo que Carla Morrison rompe estereotipos y parte de su poder radica en ello.

Comencemos por entender qué es un estereotipo: “la percepción exagerada y con pocos detalles, simplificada, que se tiene sobre una persona o grupo de personas que comparten ciertas características, cualidades y habilidades, y que buscan justificar o racionalizar una cierta conducta en relación a determinada categoría social”.

El estereotipo es una simplificación que nos distancia de las personas, de cada individuo con sus particularidades. Cuando metemos a alguien en una de estas “casillas”, no tenemos que hacer ningún esfuerzo por descubrirlo, por conocerlo.

A veces nos esforzamos por ajustarnos a los estereotipos, incluso deseamos ocultar aquello que nos hace únicas —las razones son múltiples, no entraremos en ello— y, así, mantenemos la ilusión de los otros y, sin duda, la de nosotras mismas.

En este sentido, la “ilusión” es una farsa, una mentira o distorsión de la realidad, que tranquiliza. Cuando nos identificamos con un estereotipo les decimos a los demás: “Tranquilos, yo soy esa que ustedes esperan; actúen como se supone y listo”. Sin embargo, nos sentimos tristes, solas, no vistas...

Así que romper un estereotipo es des-ilusionar. Y, a veces, relacionarse con alguien que no se deja encasillar es difícil, es exigente... Y también es seductor porque nos invita a acercarnos, a ser curiosas, a conocer...

Cuando elijo dejar de actuar según las expectativas del molde, siento miedo porque no sé qué harán los otros y también porque esta ruptura me invita a preguntarme quién soy, qué quiero, cuáles son mis sueños y deseos, qué siento, qué necesito...

Carla Morrison me recordó, al contar el origen de un par de sus canciones: “Escucha tu corazón, siempre. Tus respuestas, las tuyas, están ahí; no dejes que nadie te diga quién eres o quién puedes ser...”

Ahora es tu turno, recuerda que no hay aprendizaje sin acción:

? Piensa y escribe sobre tu relación con la ilusión y la desilusión... Sólo obsérvate con amorosa curiosidad. ¿Acaso hay algún molde que te gustaría romper?

Comparte tus reflexiones, esa es otra manera de aprender... con otros.

Un abrazo,
Carolina Alonso C.
www.carolinaalonsoc.com
https://www.facebook.com/CarolinaAlonsoC/
https://twitter.com/carolinalonsoc
https://www.youtube.com/channel/UCaQCLtcMlrbYy3WrnjsWm3g

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.