A
A
Mitos y realidades sobre la edad del crecimiento

Pantherstock.

Mitos y realidades sobre la edad del crecimiento

¿Hasta qué edad crecemos? ¿Cuándo es hora de asumir la altura? La realidad es que no hay una respuesta única para estas preguntas, sino tantas como individuos hay.

Y es que la altura con la que viviremos la mayor parte de nuestra vida es la que tenemos cuando se cierran nuestras placas del crecimiento, lo que vendría determinado por nuestra propia genética, de manera que es algo individual.

Estas placas del crecimiento no son más que los huesos que hay en nuestras articulaciones, que facilitan el crecimiento y se encuentran, por ejemplo, en muñecas y rodillas. La hormona del crecimiento que liberamos al dormir nos ayuda a crecer más, pero es siempre a través de estas placas.

En el rango de edad que va desde los 17 a los 21 años, la mayoría de las personas suele dar por concluido su crecimiento, al menos el físico, ya que dejamos de expulsar la hormona del crecimiento. Varios estudios han demostrado que hay algunas ayudas externas que pueden ayudarnos a expulsar más cantidad de estas hormonas, como por ejemplo dormir más,  ducharnos con agua muy caliente y hacer más ejercicio, aunque es probable que esto sea efectivo en una minoría de casos y que el crecimiento sea apenas apreciable.

Por otro lado, la cabeza es una parte del cuerpo especial en cuanto al crecimiento, ya que es la primera parte en desarrollarse. De hecho, hasta los 10 años está un tanto desproporcionada, ya que crece antes que el cuerpo y no es hasta esa edad cuando ya adquiere su tamaño definitivo. Sin embargo, el hecho de que el crecimiento de diferentes partes del cuerpo se haga de manera independiente colabora con la idea de que hasta pasada la adolescencia el cuerpo no está proporcionado. Así, las extremidades que crecen primero además de la cabeza son las manos y los pies, seguido de los brazos y las piernas y, finalmente, del torso y los hombros.

Se sabe que cuanto antes empezamos a crecer, antes paramos, de manera que las personas que han tenido un desarrollo físico muy temprano, adquirirán su máxima altura en la adolescencia. Tanto para chicas como para chicos, el periodo de mayor crecimiento está en los tres años y en los 17. Sin embargo, hasta la adolescencia, entre los 14 y los 16 años, las niñas tienen una tendencia progresiva a crecer más, y es a partir de ese momento cuando los niños toman el relevo y son los que crecen más rápidamente.                                                                                                                                       

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

×