COMENTARIOS

Todo lo que tienes que saber sobre los sprays fijadores de maquillaje

Fucsia.co

Todo lo que tienes que saber sobre los sprays fijadores de maquillaje

Descubre como rociar magia pura en tu rostro para conseguir una piel hidratada al instante o un maquillaje que dure horas y horas

Para todas está claro que cada semana aparece una nueva técnica de maquillaje nueva. Desde que Kim Kardashian popularizó el contouring dió paso a cientos de técnicas con nombres impronunciables que cada vez se hacen más difíciles de dominar.

Y aunque pases horas viendo tutoriales, aparece la triste historia del maquillaje perfecto que a los tres minutos se corre por completo. Es justamente aquí donde irrumpen los sprays fijadores de maquillaje- un arma esencial para mantener bajo control esas técnicas imposibles.

No es una herramienta nueva pero, ¿cuál es el ideal para ti? Lo primero que debes descubrir es que hay distintos tipos y cada uno tiene un propósito.

Por un lado está el Prep Setting Spray, que debe utilizarse en la rutina de limpieza e hidratación habitual de la piel, y como tal y dice su nombre, para prep o preparar la piel antes de aplicar el maquillaje. Su función es similar a la de un primer, con una sensación más ligera- cierra los poros, unifica el tono y prepara la piel para recibir la base.

Por otro lado están los Fixing Sprays cuya misión es prolongar el maquillaje. Estos se aplican al finalizar la rutina de maquillaje y son la solución a las horas perdidas con un maquillaje corrido, pues consiguen que permanezca intacto el máximo tiempo posible. ¡Y eso no es todo! También reducen la aparición de brillo, combaten los estragos del sudor, y acaban con la base corrida (algo que las de pieles grasas conocen muy bien).

Otro tipo son los Setting sprays- aunque es cierto que prolongan la duración del maquillaje como los fixing, no es su función principal. Su magia está en que fusionan las capas de maquillaje en una sola- así es desde el corrector, la base, contorno, polvos, iluminador, etc...te verás más natural.

Pero ¡ojo! la clave para la prolongación del maquillaje se esconde en su ingrediente principal: el alcohol. Así que su uso prolongado puede irritar tu piel.

Por último están las brumas hidratantes, ideales para refrescar la piel. Si tu rostro tiende a apagarse y perder el brillo por naturaleza o por factores ambientales como el exceso del sol o la contaminación de la ciudad verás que una bruma hidratante servirá como una varita mágica en tu piel.

Tip: No abuses de este cuando lleves maquillaje, ya que no favorecen su permanencia. Lo más aconsejable es reservarlas para cuando sales sin maquillaje, para revitalizarla en climas extremos, tras un vuelo largo o como paso hidratante previo al maquillaje.


Lo mejor de todo es que no solo tienes que elegir uno, ¡puedes combinarnos! Pero insistimos, es importante que tengas en cuenta la cantidad de alcohol que estás suministrando a tu piel. Lo más conveniente es reservar algunos tipos sólo para cuando necesites un maquillaje a prueba de balas.

¡Y si quieres ponerte creativa dale un uso diferente! Puedes humedecer los pinceles con los que aplicas la sombra en los ojos para asegurar mayor fijación al párpado o sobre las esponjas con que esparces la base.

Como ya sabes fijar el maquillaje, lo ideal es que aprendas a disimular (o resaltar) los atributos de tu piel. Descubre cómo hacerlo con los correctores de colores, ¡cada color tiene su uso!

También le puede interesar

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.