A
A
Antes y depués de la depilación

El método que utilices depende del grosor de tu vello y del estado de tu piel. Lo que le sirva a otra persona, puede que no te funcione a ti. (Foto: Thinkstock)

Antes y depués de la depilación

Sólo nosotras sabemos a cabalidad lo que implica depilarnos cada centímetro del cuerpo. Este proceso no debe ser una tortura ni antes ni después. La experta Clarisa Fernández nos cuenta unos truquitos para esas molestias que aparecen con cualquier método de depilación.

¿Cómo saber cuál método es el más aconsejable para cada mujer?
Cada parte del cuerpo, incluso cada mujer, requieren uno diferente según la cantidad de vello que tengan, la sensibilidad de la piel y circunstancias como el tiempo con que cuenten para hacerlo.

¿Cuáles son los principales métodos depilatorios?

Los más comunes son la cera fría, tibia o caliente, las cremas y espumas depilatorias, las tradicionales cuchillas, la máquina eléctrica, láser y el novedoso IPL.

¿Cuáles son sus ventajas?
La cera elimina los pelos de raíz (ideal para axilas, ingles y piernas), la crema depilatoria es de fácil aplicación; la espuma es muy cómoda (para viajes, por ejemplo); la cuchilla, el método más simple y rápido; la máquina arranca los pelos de raíz, lo mismo que el láser, que suma a esta virtud la duración.

¿Cuáles son sus desventajas?

La cera duele un poco y se debe evitar en la ingle, el ombligo y los pezones. La crema depilatoria tiende a irritar la piel de las zonas sensibles y causar alergia. La espuma no evita que los pelos vuelven a salir muy rápido, lo mismo que la cuchilla, que además descama las áreas sensibles. La máquina hace doler un poco y el láser exige muchos cuidados en cuanto a la exposición al sol.

¿Qué métodos son los más duraderos?
La cera dura de 3 a 5 semanas; la crema depilatoria, de 4 a 5 días en mujeres muy velludas, y de 7 a 10 en las menos; la espuma solamente de 4 a 5 días; la cuchilla, de 5 días a una semana; la máquina, de 2 a 3 semanas; el láser, de 6 meses a un año.

¿Cuáles deben ser los cuidados posdepilatorios?
Cualquiera de estos métodos exige cuidados, el primero de ellos es la hidratación de la piel, que de todas formas ha estado sometida a una intervención externa. Por lo general las cremas depilatorias traen consigo otra crema indicada para hidratar la piel después. Igualmente, es bueno usar la crema  hidratante diaria, pues la piel está ‘familiarizada’ con ella y responde positivamente.

¿Combinar algunos de estos métodos es aconsejable?
Algunas mujeres alternan la máquina eléctrica y la cera, según la época del año, el lugar donde estén y otras variables como las vacaciones. Pero el mayor inconveniente de estos métodos es que hay que esperar a que el pelo crezca para volverlo a quitar.

¿Cuáles son las ventajas de hacerlo con expertos?
Que ellos conocen muy bien el comportamiento del vello de cada mujer; saben con qué periodicidad requieren ellas la depilación, a qué productos son sensibles y cuáles les convienen más, y por lo general hacen su labor con profesionalismo.

¿Cuáles son sus recomendaciones?
Si te depilas tú misma, desinfecta el área donde vas a trabajar y ponte talcos para facilitar la extracción del vello.
Saca siempre los pelos en sentido contrario a tu crecimiento y sujetando la piel con una mano.
No te pongas crema hidratante antes de depilarte con cera, ésta crea una película grasa que dificulta su absorción.
Si se forman granitos por los pelos incrustados, frótate en la ducha con un guante de crin y una crema hidratante.
No utilices cera caliente si sufres de várices o problemas circulatorios.