A
A
¿Por qué practicar Yoga?

Foto: Pantherstock

¿Por qué practicar Yoga?

Muchas mujeres han ido a una o dos clases de yoga, o al menos conocen alguna amiga que se ha declarado fanática de esta práctica milenaria. ¿Sabes por qué es importante intergrar el yoga a tu vida diaria?

Hacemos yoga o intentamos hacerlo  con la idea que es la mejor herramienta para manejar el estrés, pero cuando nos dicen que es necesario poner la mente en blanco descubrimos lo difícil que es,  así que decidimos dejarlo a un lado por la frustración que produce  no lograr concentrarse.
La palabra “Yoga” significa “disciplina física y mental”, se originó en la India. Según quienes la practican tiene como objetivo unir el alma individual con el espíritu del universo, lograr la percepción del “Yo espiritual” y no el “yo material”, además de brindar beneficios físicos y mentales.

Se desconoce exactamente cuándo los habitantes comenzaron a realizar este tipo de meditación con posturas físicas, sin embargo existen varios tipos:


Hatha Yoga: Es el yoga más practicado, abarca una gran actividad física con posturas, mantras y meditación.
Iyengar Yoga: Basado en las enseñanzas de  Yogacharya, se caracteriza por la práctica de posturas ejecutadas con precisión, dando importancia a la observación y alineación correcta del cuerpo. Es un método muy riguroso donde el alumno es supervisado y guiado en un nivel avanzado.
Kundalini Yoga: Fundado por Yogi Bhajan se caracteriza por la práctica de secuencias (kriyas) específicas junto con una meditación que dura en promedio 10 minutos.
Bikram Yoga: La idea de este yoga es calentar los músculos del cuerpo para que, por medio del sudor se eliminen toxinas (se calienta el sitio a 40 grados centígrados). Es uno de los mejores para aquellos que tiene buen estado físico y buscan mejorar su flexibilidad y fuerza.
Jivamukti  Yoga: Es el indicado para incrementar la fuerza,  la flexibilidad,  para encontrar la espiritualidad y la paz mental. Sus clases suelen ser vigorosas ya que se pasa de una postura a otra con mucha creatividad.
Ashtanga Vinyasa Yoga: Se caracteriza por buscar la relajación a través de posturas demandantes, intensas y profundamente purificadoras.
Anusara Yoga: Cada clase es diferente de acuerdo a la creatividad  del instructor. Se enfatiza en la apertura del corazón y el fluir con gracia en las posturas.

Para que te animes a practicar yoga, te contamos cuáles son sus beneficios tanto físicos como emocionales, recuerda que se trata de una rutina de varias posiciones de acuerdo al tipo de  yoga que elijas, no es únicamente meditar durante horas. Te recomendamos buscar el tipo que más se  ajuste a tus necesidades.

Existen múltiples beneficios, unos científicamente comprobados. Aquí te mostramos algunos:
•    Ayuda a mejorar la flexibilidad gracias a la práctica constante de varias posturas que implica un esfuerzo físico. Tal vez  en la primera clase no seas capaz de tocarte la punta de los pies con las manos, pero con su práctica constante lo lograrás.
•    Mejora la circulación: La práctica constante del yoga hace que la sangre fluya por medio de algunas posturas de torsiones.  Los ejercicios de relajación ayudan específicamente a las manos y a los pies.
•    Según  un estudio de la Universidad de Ohio, la práctica habitual de yoga ayuda a disminuir los niveles de estrés en el cuerpo.
•    ¡Menos pensamientos negativos! El yoga disminuye las fluctuaciones de la mente según el  Sutra del Yoga de Patanjali.
•    Y una de nuestras favoritas, mejora nuestra figura, la postura y nuestra vida sexual, según El yogui Swami Sivananda. La elongación promueve además la alineación de la espina dorsal
•    que ayuda  a lograr una mejor postura.

Busca grupos de práctica de yoga, además de esta forma tendrás la oportunidad de conocer gente nueva y comenzar  mejorando tu vida este 2013
.