Duele el corazón

Duele el corazón

Por: Susana 
www.susanayelvira.com
 
Hoy no soy la protagonista de una comedia romántica, sino la de una ranchera. En realidad mi conocimiento sobre este lindo género es bien básico, pero creo que es el que mejor representa este dolor que me invade (además soy la protagonista de una ranchera cursi). Pepe Alegría, gran conocedor de este ritmo mexicano, me dice que la que "se ajusta" es ‘No vuelvo a amar’, de Paquita la del Barrio (la estrella que canta también ‘Rata de dos patas’). Busqué en Google y dice algo así como “no vuelvo a amar con tan profundo anhelo ni a cautivar mi vida en las pasiones. No vuelvo amar a tan crueles corazones. No vuelvo a amar, jamás, jamás, jamás. El amor es un ave pasajera que cuando anida entorpece el pensamiento. No vuelvo a amar ni a sentir lo que ahora siento. No vuelvo a amar, jamás, jamás, jamás”. 
 
Definitivamente esa es mi canción ahora que despedí a un galán que me rondaba hace muchos años y que me encantaba (mi famosísimo 'fuckbuddy'). Lo dejé porque me enamoré. Si queridos lectores, yo, Susana, tengo mi corazoncito. 
 
¿Qué más les puedo decir? Que me quiero dar palo: soy una tonta, cómo me enamoro, por qué sufro, por qué duele mi corazón. También les cuento que voy a recurrir a todos los clichés posibles: esta noche oiré canciones románticas para acordarme de él y trataré de llorar. Mañana saldré a emborracharme como una guaricha. Arrastraré a Pepe, a Elvira y a Madame Foqui Foqui, quienes tendrán que oír mis gritos desgarrados. Y pasado mañana seguiré de duelo. 
 
Es que un amigo sicólogo me explicó alguna vez que hay que vivir la tusa (¡oh por Dios, estoy entusada!) porque esa es la única forma de cerrar los procesos y alistarse para dar el siguiente paso. Así que lo haré. Hoy, como Paquita, digo que “no vuelvo a amar ni a sentir lo que ahora siento”, pero esa es una vil mentira. Me recuperaré y volveré al mercado. Cuando salga de esta les contaré. Es que mi amigo sicólogo también me dijo que el desahogo era sano. 
 
Esta es la mejor excusa para una sesión de desahogo colectivo (sí, qué le haremos, ahora me dio por hacer una dinámica... estoy cursi, ¿y qué?) en la que podremos compartir nuestras experiencias. Así, como en una sesión de AA, nos ayudaremos entre todos. Y de paso les abrimos un espacio a ustedes, nuestros queridos y sabios lectores. 
 
Y como estoy cursi, les dejo una linda canción. Así inicia mi jornada de llanto: 
 



 

Pero la lista de canciones que me ‘autodedico’ es interminable. Alguna vez publicamos algunas, pero en realidad hay muchas más:
 
- Elvira propone ‘Love Bites’ de Def Leppard, que dice: “Love bites, love bleeds/It's bringin' me to my knees/Love lives, love dies/It's no surprise/Love begs, love pleads/It's what I need...”
 
- ¿Y qué tal una de Celine Dion? ‘All by myself’ dice: “When I was young I never needed anyone. And making love was just for fun. Those days are gone...”
 
- Y metámosle vallenato a esto. ‘Todo de cabeza’ de Kaleth Morales aguanta: “Esta es mi canción de despedida, será lo mejor para los dos, pues no soy el dueño de tu vida y lo mas grave: no se por qué no lo entiende el corazón”. Definitivamente esta es.
 
Bueno, el muro de las lamentaciones está abierto oficialmente.


¿Comentarios, dudas, propuestas, regaños? Escríbanos
  Y ahora estamos twittiando. Así que nos pueden buscar para saber qué estamos pensando: http://twitter.com/susanayelvira

Videos Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.