El tamaño no importa

El tamaño no importa

Por: Susana
www.susanayelvira.com
 
Hay discusiones que nunca van a terminar. ¿El huevo o la gallina?, ¿la cebra es blanca con rayas negras o negra con rayas blancas?, ¿Dios existe?, etc., etc., etc. Una de ellas, la que nos ocupa hoy, es ¿el tamaño importa?
 
El tema surge después de las fotos que publicamos la semana pasada. Tengo que aceptar que  “el calambre llanero” (como le dice Pepe) de algunos hombres me dejó verdaderamente sorprendida. Unos por exceso y otros por defecto. No hablaré ni de Clinton, ni de Bush, ni de la señora gorda. Guacala. Sino de los anónimos. Hay un flaquito blanco insípido, medio noño, de pantaloneta azul, que tiene un gran instrumento. Él no parece el dueño y tiene que agradecerle al mundo lo benévolo que fue con él. Lo que le dio de ñoño y feo también se lo dio de ‘hombría’ (me encanta el símil que hacen entre una cosa y la otra).
 
En cambio hay unos machos alfa altos, con un gran cuerpo, que a la hora de la verdad no superan los siete centímetros. Me ha pasado. Y recurro al caso de este macho alfa de 1.80 –al que llamaré Hipólito- para mostrar mi punto: el tamaño no importa tanto. El amiguito de Hipólito en realidad merecía el diminutivo. Nunca lo medí por pesar con él, pero les juro que no superaba los siete. Erguido.
 
Pero déjenme decirles, ¡Hipólito sabía como sacarle provecho! Él supo convertir su debilidad en una fortaleza. Mientras estuve con él nunca me hicieron falta centímetros. Hipólito tenía mucha actitud y era un gran galán que supo hacer uso de muchas cochinadas elegantes, palabras apropiadas y oportunas, y otras estrategias, para salir airoso de su problema de tamaño.
 
Y de ahí sale mi otro punto: prefiero que sea grueso. ¿Qué sacamos con uno de 14 que sea delgadititititico? Es peor, ¿no? ¿Recuerdan el de Juan del Mar sobre el que escribí alguna vez? O, qué tristeza que el dueño de los 14 sea un tibio baboso y estúpido sin idea de lo que hace.
 
Una vez alguien me dijo que la media estaba entre diez y 14 centímetros. El fin de semana saqué la regla y es una buena media. Pero, más allá de cualquier cosa, lo importante es cómo se manejan esos siete, ocho, diez, o 14 centímetros. Así que abajo el cliché. Y si usted querido amigo no fue premiado por la naturaleza, la tiene un poco más difícil en el momento de ‘acto’; pero puede salir bien airoso. Hay juguetes y maneras para todo. Eso sí, unos juguetes son más dignos que otros, ¿han visto esos “extensores” que venden en los sex shop? Menos mal Hipólito estaba mal dotado, pero no era patético. 
 
 
NOTA: Agradecemos las sugerencias de David. Los temas son buenos y pronto estaremos explorándolos. Y sobre las actualizaciones, les contamos a nuestros queridos lectores que publicamos un nuevo post cada semana.

¿Comentarios, dudas, propuestas, regaños? Escríbanos

  Y ahora estamos twittiando. Así que nos pueden buscar para saber qué estamos pensando: http://twitter.com/susanayelvira


Videos Relacionados

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.