Pie de coco y crema

Pie de coco y crema

Prepare esta receta a base de coco para acompañar su receta del día. Disfrútela paso a paso y seduzca a sus comensales con el resultado final.

Preparación 
Para la base
Caliente el horno a 350°F (180°C ) y coloque la rejilla en el medio. Ponga las galletas en el procesador y púlselas hasta que queden boronas muy finas. Póngalas en un recipiente y mézclelas con la mantequilla derretida, revolviendo con un tenedor. Coloque las boronas sobre un molde de pie  que se pueda desmoldar y con las manos vaya armando la base, cubriendo los lados y la superficie.

Se puede ayudar con el revés de una cuchara para que la capa quede pareja y firme. Hornee durante 7 a 10 minutos y deje enfriar el molde totalmente antes de rellenarlo.   

Para el relleno
Ponga la leche, la crema y la vainilla en una olla. Cocine a fuego medio, revolviendo ocasionalmente hasta que casi empiece a hervir. Retire del fuego, tape y deje reposar por 15 minutos.
Bata las yemas, el azúcar, la sal y la maicena hasta que se mezclen bien. Añada a la leche (si usó la vaina de la vainilla retírela) y el coco rallado y cocine a fuego medio hasta que hierva, luego retírelo del fuego.

Mezcle ½ taza de la leche con las yemas para temperarlas. Lentamente, viértalas en la leche revolviendo continuamente. Ponga la preparación de nuevo al fuego revolviendo constantemente, hasta que la mezcla esté bien espesa, de 2 a 3 minutos. Agregue el ron y deje enfriar.

Rellene con la base apenas esté fría y cubra con plástico para que no se forme una nata. Refrigere por lo menos durante 4 horas.   

Para la cubierta
Antes de servir, bata la crema junto con la vainilla. Espolvoree el azúcar y bata hasta que haga picos. Cubra el pie con la crema. Espolvoréelo con coco rallado y dórelo en el horno.


Crema Chantilly
Para esta receta debe usar una crema espesa. Si por alguna razón lo está en demasía, le puede agregar un poco de leche para no correr el riesgo de que se vuelva mantequilla. Lo importante es batirla en un recipiente de metal puesto sobre otro con hielo, con el fin de mantener la temperatura baja. Esto facilita que la crema espese sin cortarse.

No se le olvide añadir el azúcar en polvo, lo que le da una textura más suave, y la esencia de vainilla. Después de cubrir el postre vuelva a meterlo a la nevera. Es importante mantenerlo bien frío hasta el momento de servir.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.