Una Mujer práctica… Truquitos para quitar las manchas de la ropa

Una Mujer práctica… Truquitos para quitar las manchas de la ropa, foto: Thinkstock

Una Mujer práctica… Truquitos para quitar las manchas de la ropa

Si pensaste que habías arruinado tu blusa favorita con una mancha de vino, betún, bolígrafo o aceite, Isabella Santo Domingo te enseña cómo quitar esas temibles manchas de la ropa.

Por RevistaFucsia.com
 
Aceite o Grasa
-
Si la mancha es reciente, espolvorea talco por encima para que éste absorba toda la grasa o aplica toques con una tiza blanca. Deja secar, cepíllalo y, si quedan restos, elimínalos con un algodón impregnado en tricloroetileno (TCE), presente en productos como el Clorox, por ejemplo.
- Si la mancha de grasa está seca y vieja, otro truco consiste en dejar la prenda en remojo durante toda la noche en una solución de vinagre y agua (más vinagre que agua). Luego aplica jabón sobre la zona, deja actuar unos minutos y lava.
- Si la mancha es de grasa de máquina, quita con un cuchillo la grasa que no haya penetrado. Moja luego la tela con leche hirviendo, frótala con trementina y cúbrela de talco. Tres horas después, cepíllala y repite la operación. Si la mancha es vieja, cubre con mantequilla por 24 horas y repite el mismo proceso.

Betún
Sobre telas de color o tejidos no lavables, trata con un poquito de alcohol mezclado con dos partes de agua. En telas blancas, usa alcohol sin diluir.

Bolígrafo
- Existen varios trucos para quitar las manchas producidas por la tinta de un bolígrafo. Si es reciente, la puedes eliminar con agua fría. Luego, pasa suavemente alcohol o detergente líquido, o prueba con sal, leche caliente o limón.
- También puedes rociar la parte afectada con laca para el cabello, después pasa un trapo limpio y seco y, por último, lava la prenda.
- Igualmente, puedes sumergir la mancha en leche hirviendo hasta colorear la leche –repite este proceso hasta tener una mancha de color amarillo-, o dejarla en la leche caliente por 10 o 15 minutos. Cambia la leche y caliéntala de nuevo para repetir el proceso hasta que la mancha haya salido.

Café
-
Frota la mancha con una solución compuesta por una parte de alcohol, otra de vinagre blanco y otra de agua. Deja actuar durante unos minutos y a continuación lava la prenda de la manera habitual. Si te cae café en un traje blanco, independientemente del tejido en el que esté confeccionado, debes quitar la mancha con un poco de glicerina pura. Para ello tienes que frotar bien y enjuagar con agua tibia. Así mismo, puedes frotar directamente una yema de huevo sobre la tela blanca manchada con café y después sí enjuagar con agua limpia.
- En los casos en los que se derrama café sobre lana, debes limpiar el área con una yema de huevo disuelta en medio vaso de agua tibia y luego enjuagar con abundante agua.

Cera de vela
-
Restriega los residuos frotando suavemente con los dedos, lo que hará que se formen pequeñas bolitas de cera que puedes retirar con suavidad. Posteriormente, pon un trapo viejo o papel absorbente sobre la mancha, y aplica calor con la punta de la plancha. Cambia el papel o la tela constantemente. Los residuos se eliminan con agua y vinagre.
- Rocía laca para el pelo y luego frota con un paño húmedo. Humedece la mancha por los dos lados con alcohol puro. Después de unos cinco minutos, frótala con las manos y la cera se desprenderá.
- Pon la prenda en el congelador y retira la cera, tal como se procede con la goma de mascar.

Cerveza
-
Remoja la mancha y luego pasa un trapo empapado en una solución de agua y vinagre blanco. Si la tela se debe lavar en seco, también se aconseja pasar sobre la mancha un trapo o tela impregnada en vinagre blanco para proteger la fibra mientras llega a la lavandería.
- Si es de lavado común, usa agua tibia y detergente; en caso de que la mancha no salga, déjala en remojo con vinagre blanco y detergente, después enjuaga y luego lava con agua caliente.

Chocolate
Rocía agua carbonatada o soda sobre la mancha, Si ésta penetró profundamente en la tela, un truco consiste en usar agua caliente y detergente. Si se trata de lana o seda, utiliza agua con unas gotas de amoníaco, pero se recomienda primero ensayar en una zona escondida de la tela, y si es cuero, se debe aplicar agua tibia muy salada.

Vino
-
Satura las manchas frescas con soda (la bebida) y luego lava.
- Prueba con una mezcla de líquido lavaplatos y vinagre. Sirve para la seda si es lavable.
- Mete la prenda de algodón que no se encoja dentro de una olla, con suficiente leche para cubrir el área manchada, luego ponla a hervir, retírala del fuego y déjala allí hasta que la mancha desaparezca.
- Recubre primero con sal, para que ésta absorba el líquido. A continuación, cepilla la mancha para eliminar los restos de sal y frota con un trapo impregnado en leche. Si la mancha de vino tinto ya está seca, la puedes eliminar frotándola con vino blanco.
 
Sangre
-
Pon sobre la mancha una cucharada con sal.
- Cubre la mancha con ablandador de carnes y luego aplica agua fría para formar un apasta. Espera de 15 a 30 minutos y después frota con una esponja mojada en agua fría.
- Diluye una aspirina con una cucharada sopera de agua fría y aplica directamente sobre la mancha. Déjala actuar unos minutos y frota la mancha con una esponja hasta su total desaparición.
- Aplica fécula de maíz mojada en la mancha de sangre, luego enjuaga la pieza de ropa en agua fría y frota con suavidad. Enjuaga de nuevo y pon la prenda al sol.
- Nunca emplees agua caliente para eliminar la mancha de sangre, ya que la podrías fijar. En su lugar, usa agua fría.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.