A
A
‘Mi villano favorito’  y los muñecos amarillos

Película 'Mi Villano favorito'

‘Mi villano favorito’ y los muñecos amarillos

La más reciente película de Estudios Universal revalúa el papel del malo de la película. Al igual que anteriores, promete ser un éxito de mercadeo.

Es un hecho incontestable que el público de las películas animadas ha cambiado. Hoy en día, estas cintas están pensadas para que tanto niños como adultos disfruten de un momento divertido. ¿El motivo? El cine infantil tenía que pasar de ser una obligación para los padres, a un plan familiar. Así, todos los años los grandes estudios (Pixar y DreamWorks) y los aventureros presentan cintas en formato 3D, además de estrategias de mercadeo, juegos y todo tipo de elementos que las convierten en uno de los negocios más rentables del séptimo arte.

En esta ocasión Estudios Universal presenta Mi villano favorito, en la cual se revalúa el rol del ‘malo de la película’, un elemento que el cine ya ha utilizado varias veces y que en esta ocasión enternece con Gru (voz en inglés de Steve Carell), un ruso que ha tenido éxitos y fracasos en el mundo de los malos, y que planea robar la Luna con sus secuaces, los Minions, unos personajes amarillos absolutamente divertidos y, sobre todo, diseñados para convertirse en un excelente medio de comercialización de la cinta.
En el proceso, y con el fin de acabar con un nuevo Némesis y conseguir un préstamo en el Banco del Mal, Gru adopta a tres huérfanas que venden galletas y que muestran el lado sensible de este genio del mal. Al final se convierte en un gran padre y su vida se centra en la familia. La historia hace reír y a la vez conmueve al público, mientras que nos muestra centenares de Minions que constantemente están haciendo (o deshaciendo) algo divertido dentro de su torpeza.

Mi villano favorito se convierte, así, en un buen intento dentro de la oferta de películas animadas que los consumidores hemos tenido a disposición; deja una buena enseñanza, es perfecta para pasar un rato en familia, rescata valores positivos y, seguramente, los papás tendrán que estar preparados para que los niños les pidan uno de estos muñecos amarillos de regalo. Su estreno en Estados Unidos, el 7 de julio, no generó los ingresos esperados por el estudio en su primer fin de semana, lapso en el cual el mercado norteamericano mide gran parte del éxito o fracaso de la cinta, teniendo en cuenta que la oferta de cine en verano aumenta en ese país.

Este fenómeno se entiende si se compara con la calidad que los Estudios Pixar ha presentado en sus tres últimas entregas: Wall-e, Up y Toy Story 3, en las que un guión elaborado desarrolla una historia que presenta personajes, situaciones y enseñanzas que cada vez mejoran la propuesta de cine animado mundial, determinando que la clave no sean las ventas de juguetes y videojuegos, sino que ésta sea la consecuencia de una historia que niños y adultos quieren repetir varias veces.

En el caso colombiano, es claro que Mi villano favorito, como todas las cintas animadas, será un éxito y que todos los niños llevarán a sus padres a las salas. Entonces, hay que estar preparados para pasar un momento divertido con los Minions y sus aventuras, ayudando a Gru a ser un mejor padre. Lo bueno es que ver películas animadas es un plan divertido para todos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

×