Suiza Valöex, Aromas de lisura

Suiza Valöex, Aromas de lisura

Suiza Valöex, Aromas de lisura

De las rocas ancestrales de Los Alpes suizos surgen las propiedades minerales activas de los productos de Valöex.

 
Revista Fucsia
 
Emprender el viaje desde Ginebra hacia la región del Pays–d’Enhaut en el lujoso tren panorámico que sale de Montreux y se aleja del lago Lemán, observando a través de la ventana Los Alpes con sus picos de nieve en contraste magnífico con la naturaleza boscosa de Suiza, antes de ver desde lejos la población de Gstaad, era para mí el comienzo de una especie de deliciosa aventura.

Aquellas mujeres que se precien de acercarse a la definición de ‘mujer FUCSIA’ tendrán que aceptar que el espíritu de la belleza tiene que ver, sobre todo, con la sensación de frescura que proviene de los olores y las texturas de las cremas, geles, lociones y perfumes que probamos a diario en nuestra rutina de belleza. Por eso, esta invitación de la firma Valöex, creada por un suizo hace apenas dos años, significaba acercarme a un tema que me encanta.

Sentado en una colina desde la que se divisa la población de Château-d’Oex, cerca de Montreaux, Marc Crausaz pensó en crear productos cosméticos que se basaran en los conceptos de belleza y utilidad, que fueran muy naturales y al mismo tiempo tuvieran la calidad de la elegancia, de ahí nacieron los laboratorios Intra Cosmed y de ellos los primeros cosméticos a base de extractos de piedras. Algo exótico, sin duda, que se logra extrayendo del corazón de las piedras los oligoelementos que las componen y convirtiendo el polvo obtenido un principio activo líquido que se estabiliza, filtra, conserva y esteriliza según el pH cutáneo.

El resultado de este proceso es una gama innovadora de cosméticos que, además de proteger la piel de la polución, hidratarla y renovarla, producen sensaciones que vale la pena describir. La malaquita, rica en cobre, que actúa como enzima en el sistema antioxidante celular, sirvió para producir las cremas ‘malaquita defensa absoluta’ y ‘alta protección para piel seca’. Su suave textura queda en la piel por largo rato y su frescura hace evocar los valles alpinos.

El sulfato de zinc, considerado en la antigüedad como un ‘elixir de belleza’ por ser benéfico para la piel y el pelo, actúa sobre más de 200 enzimas protegiendo el ADN mediante un papel activo en su reparación natural que lo protege de las radiaciones UVB. Además, activa la división celular que favorece a su vez la renovación de las capas superiores de la epidermis. El ‘efecto purificador zinc’ y el ‘serum que transfigura la piel grasa o mixta’ de Valöex purifican la piel mediante sus efectos desintoxicantes y astringentes.

Valöex ha desarrollado tres gamas de productos a base de piedras preciosas y semipreciosas y algunas gamas complementarias basadas en la fuerza regeneradora de la hematites, piedra rica en hierro que actúa en la célula profundamente, y en el principio activo de la argilerina, que penetra en la dermis y la epidermis con un efecto que se asemeja al de la toxina botulínica y que disminuye la contracción de los músculos faciales rejuveneciendo la piel de la cara.

Sofisticada, culta

La compañía escogió a una mujer excepcional como inspiración e imagen de la marca. Se trata de Harumi Klossowska de Rola, hija del famoso pintor Balthasar Klossowska de Rola, Balthus, y una condesa japonesa, Setsuko. Harumi, una belleza exótica y reservada, se crió en el Gran Chalet de Rossinière (1734), donde murió su padre en el 2001. Viajera del mundo, después de largas estadías en Los Ángeles, París y Tokio ha regresado siempre a su terruño suizo, donde tiene como afición la cría de caballos purasangre.
Pero, otra de sus grandes pasiones es la joyería, a la que se dedica creando piezas con piedras preciosas. Su amor por gemas como la aguamarina, el granate, la hematites, la malaquita y la turmalina, que son su fuente de inspiración, es un punto de contacto muy particular con Valöex. Su sencillez y la belleza de sus rasgos orientales encajan a la perfección con la noción de elegancia que forma parte del nombre de Valöex (de Val: “valle”, Ö: “eternidad”, y Ex: “elegancia”).

Los productos de Valöex se venden ya en el almacén Au Bon Marché, de la Rue de Sevrès, en París, y muy pronto llegarán a Colombia y Latinoamérica. Las mujeres que se fijen en esta gama de productos, podrán elegir desde una mascarilla que contiene zinc, de la línea verde, hasta una crema a base de malaquita, de la línea azul, como el comienzo de un contacto permanente con la riqueza de los minerales de Los Alpes suizos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.