Pelo: Problemas & Soluciones

Pelo: Problemas & Soluciones

El pelo tiene emociones y personalidad propias, por eso hay días en los que está exactamente como queremos y otros en los que es un completo desastre. ¿Qué hacer en ese caso? Te contamos.

Muchas veces el pelo trata de decir algo, pero pocas es oído como se debe. Hay formas de saber qué le pasa, y resolverlo es cuestión de darle los productos y tratamientos que necesita.

Lo primero que hay que decir es que muchos de sus problemas vienen del cuero cabelludo, que es el que más cuidado requiere pues siempre debe permanecer hidratado y saludable. Este tiene folículos (poros) que permiten que el pelo se oxigene, de ahí la importancia de tener una buena higiene y de que esté correctamente nutrido.

Pelo mixto

Se identifica fácil pues la raíz es grasosa y las puntas secas. Es el tipo de cabello que más cuidados necesita. En este caso, frote siempre el cuero cabelludo con suavidad para evitar el efecto rebote de la producción de grasa por parte de los folículos pilosos. Aplique mascarilla hidratante o reparadora solo en las puntas, evitando la zona de la raíz. Debe usar un champú con sulfatos de azufre o vitamina B6, que ayudan a regular la excesiva producción de sebo, o con ácido salicílico, que exfolia el cuero cabelludo, pues por el exceso de grasa está repleto de impurezas y células muertas acumuladas.

Pelo grasoso

Si el pelo tiene un aspecto brillante, como humedecido, compacto y aceitoso, sobre todo en la raíz, y necesita lavarlo con frecuencia: su cabello es graso. El responsable del pelo graso es el cuero cabelludo y concretamente las glándulas sebáceas. Por eso es importante no masajearlo para no estimular estas glándulas pues producen más grasa. Es importante lavarlo más seguido, en lo posible con champús libres de sal y aplicar los tratamientos de medios a puntas.

Te pueden interesar los efectos del bicarbonato en estos dos tipos de pelo

Pelo quebradizo

Si tiene mucho frizz y es difícil de peinar seco; si al pasar los dedos por el cuero cabelludo hasta las puntas con el pelo mojado, se atoran o no pueden deslizarse fácilmente, es porque es delgado y quebradizo. Significa que no se están consumiendo las cantidades adecuadas de minerales en la dieta, o que hay un consumo excesivo de almidones desmineralizados, o alimentos refinados o enlatados. También se debe a un sistema emocional muy estresado o hipersensible.

Para este problemael aceite de coco puede ser bendito

Pelo seco

Si el pelo se enreda con facilidad, es frágil y quebradizo; si tiene las escamas abiertas y su aspecto es poroso, es porque puede ser seco. Es señal de falta de yodo y silicio, pero, sobre todo, de hidratación. Para este tipo de cabello se recomiendan productos naturales ricos en aceites reparadores que trabajen desde la raíz hasta las puntas, dándole suavidad y vida.

Te pueden interesar los efectos mágicos del aceite de argán en este tipo de pelo

Tips de la editora

La caída y la falta de vitalidad se deben a la ausencia de minerales en el cuerpo o a un exceso de estrés. Es necesario comenzar una dieta rica en minerales, con jugos de verduras frescas, consumir aloe vera (sábila), y dar masajes al cuero cabelludo a menudo.

Para el pelo seco recomiendo comer pescado (salmón), licuados o tabletas de alfalfa. No olvide revisar que todos los productos contengan lecitina; agregue a los batidos y jugos unas ramitas de perejil y pepino para darle lo que necesita.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.