Evitando las intoxicaciones

Evitando las intoxicaciones

Evitando las intoxicaciones

Hasta los más inofensivos medicamentos o detergentes pueden ser peligrosos cuando entran en contacto con los niños. Cómo evitar accidentes.

Por naturaleza, los niños son inquietos y quieren averiguar -por sus propios medios y utilizando todos sus sentidos- qué es cada cosa que los rodea. Sin embargo, esa necesidad de entrar en contacto con lo desconocido puede convertirse en un problema si no se adoptan en el hogar ciertas medidas de prevención.

Para que sepas cuáles son dichas medidas y cómo pueden ayudarte a cuidar a tu hijo RevistaFucsia.com ha preparado esta guía:

Atención a la ubicación de los detergentes, insecticidas y productos para la limpieza y desinfección.Las intoxicaciones se presentan con mayor frecuencia en niños entre 1 y 3 años de edad. Esto porque la curiosidad los lleva a introducirse los objetos en la boca para chuparlos, morderlos o pasarlos. Para evitar que esto ocurra ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

*Guarda estos artículos de aseo en sus envases originales. Jamás los pongas en botellas de gaseosas, jugos o bebidas que puedan generar confusión en el niño, pues él puede asumir que las puede tomar sin problema.
* En lo posible mantén estos productos bajo llave o en la parte alta de las estanterías.
*Cuando los estés utilizando en presencia del niño, nunca le des la espalda o lo dejes solo.
*Explícale a tu hijo qué son y para qué se usan esos productos y recálcale que no debe tocarlos ni comerlos.
*Si vas a fumigar tu casa o rociar algún insecticida, ventílala luego de la aplicación y procura que el niño no duerma allí. Recuerda que aunque el olor sea casi imperceptible puede ocasionar intoxicaciones.

Cuidado con los medicamentos.Si bien tu instinto materno puede ayudarte a reconocer los padecimientos de tu hijo, es importante que confíes en tu médico y en las recomendaciones que él haga especialmente sobre los medicamentos formulados. En este sentido sigue estas instrucciones:

*NO excedas las dosis de los medicamentos. Sigue las instrucciones del médico y no le suministres al niño las medicinas que tú creas convenientes.
*Jamás le digas al niño que lo que le estás dando son dulces porque esto puede generar que en algún descuido tuyo él tome todo su contenido y se intoxique.
* Revisa cuidadosamente la fecha de vencimiento de los medicamentos.
* Destruye las pastillas o jarabes caducados o los residuos de éstos. Los envases envuélvelos muy bien -en bolsas- de tal manera que no atraigan la atención del niño.

En caso de intoxicación. Si esto ocurre, procura mantener la calma y:
*Lleva al niño lo más pronto posible al servicio médico. 
* Llama a una línea de atención de urgencias para que te digan qué hacer mientras te trasladas al hospital o llega la ambulancia.
*Evita seguir los consejos de todas las personas que te rodeen en ese momento. Sólo sigue las instrucciones de un experto.
*No permitas que el niño se duerma y procura ventilarlo con aire fresco.
*Enjuágale la boca si la intoxicación se produjo porque ingirió algún líquido y procura que tome mucha agua.
*A menos que el médico así te lo indique, no hagas que vomite.
*Entrégale el producto o el envase al médico para que éste pueda determinar qué hacer según los componentes del mismo.
*Pide ayuda, es decir, acude donde un médico especialista porque tus buenas intenciones pueden no ser suficientes para tratar la intoxicación.


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.