Ya cumplí la edad, pero todavía no quiero tener hijos

Ya cumplí la edad, pero todavía no quiero tener hijos

Si sientes que la vida no alcanza para todas las cosas que tienes planeadas, si alcanzar las metas personales todavía no incluye conformar una familia y hacerse responsable de la crianza de un nuevo ser humano; he aquí una reflexión al respecto.

No se trata de que nunca hayas considerado la posibilidad de ser madre, sino que no te sientes con el tiempo, la disposición o la estabilidad económica y anímica para hacerte responsable de la formación de un hijo. Hay mujeres que dicen que no nacieron para ser madres y se echan cruces antes la posibilidad de quedar embarazadas. No es tu caso, o tal vez lo fue en otras épocas, pero con el tiempo decidiste que sería una linda experiencia, solamente que no se te antoja pensar en ello todavía, aun cuando ya hayas puesto ambos pies en el piso 30.

Conoce la historia de Francy, la mujer que se esterilizó a los 30 años sin hijos y decidió viajar por el mundo.

Tu caso no es el único, aunque todas tus primas, amigas y tías casadas te hagan pensar lo contrario. La tendencia de aplazar el embarazo es cada vez más imperante, sobre todo en mujeres que pertenecen al ámbito académico o a la alta competitividad laboral, donde se ha generado el imaginario de que ‘llegar lejos’ solo se puede hacer en la comodidad de la soltería o, mejor aún, de la ausencia de los hijos.

Aunque sea difícil acá te enseñamos cómo decir adiós con amor. 


Ese es un mito que no es del todo cierto, basta con salir a la calle para encontrarse con un sinnúmero de heroínas que se han lanzado al éxito con un bebé en brazos. La vida es más dura cuando se tiene una responsabilidad tan grande como un hijo, sin embargo, es posible cumplir las metas personales. La pregunta fundamental es cómo decidir cuál es el momento apropiado para ser madre cuando la competitividad laboral es tan alta.

Las cifras te acompañan
De acuerdo con un estudio realizado en el año 2010 por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la tasa de natalidad en las mujeres, desde la adolescencia hasta entrados los treinta, bajó en el 2008; mientras que el grupo de mujeres de 40 a 44 años que fueron madres por primera vez aumentó en un 4%.

Lee nuestra editorial: ser o no ser mamá, ¡esa no es la cuestión! 


“Este aumento es parte de una tendencia general que hemos visto en las últimas décadas”, dijo Brandy Hamilton, autor principal del Estudio e Investigador del Centro Nacional de Estadísticas de Salud, “un aumento en la tecnología reproductiva da a las mujeres más opciones y más mujeres están optando por retrasar el parto o tener un segundo o tercer hijo más adelante en la vida”, afirmó el Investigador.

Aunque si sigues dudándolo, te volverás más productiva si tienes hijos.

“Lo que el Tratamiento de Reproducción Asistida (ART por sus siglas en inglés) es aumentar las opciones reproductivas y nivelar el campo de juego un poco. Esto no quiere decir que debas esperar hasta los 50 para ser mamá, pero si tu vida se lleva a cabo de una manera tal que la maternidad a edad avanzada tiene sentido, es bueno saber que esa opción existe ahora”, afirmó el Dr. Richard Paulson, Director de la División de Endocrinología Reproductiva de la Universidad del Sur de California.


Los riesgos del embarazo a edad avanzada

La posibilidad que ofrece la tecnología actual para concebir después de los 35 años se ha constituido en un faro de esperanza para las mujeres que han elegido postergar la maternidad lo más posible o para aquellas a las que se les ha dificultado concebir. Sin embargo, a medida que aumenta la edad, después de los 35 años, acrecienta el riesgo de aborto espontáneo, embarazo ectópico (fuera del útero), cesárea, sufrimiento fetal, prolongación del parto, o de tener un bebé con síndrome de Down y otras anomalías congénitas.

La relación entre la edad y la fertilidad se centra en que la mujer tiene una cantidad determinada de óvulos, cuya calidad y consecuente capacidad de generar embarazos va disminuyendo con el paso del tiempo, a diferencia de como ocurre en el hombre donde la producción de espermatozoides es continua a lo largo de toda la vida.

¿Sabías qué esto ocurre con los hombres? Un estudio demostró que ellos también sufren los síntomas del embarazo. 



Hay muchos métodos para estimular el embarazo una vez se comienza a cerrar el ciclo fértil normal de la mujer, “esto no quiere decir que sea fácil concebir hijos en la mitad de la vida”, aseguró Marjorie Greenfield, autora del libro “The working woman pregnancy book” (El libro de la mujer trabajadora embarazada) y Directora de Obstetricia General y Ginecología del University Hospitals Case Medical Center en Estados Unidos. “Estadísticas así animan a posponer el embarazo aún más. Les da a las mujeres la ilusión de que el reloj biológico no empezará a correr sino hasta más adelante –afirma- pero la mayoría de embarazos por encima de los 45 años provienen de donantes de óvulos. La probabilidad de quedar embarazada sin un tratamiento de reproducción asistida después de los 40 años de edad, es de sólo un 10%”, advirtió la experta.

¿Más mensajes subliminales de la vida? Estas 21 razones te harán entender por qué no estás lista para tener hijos. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.