A
A
Ahorra en época de regreso a clases

Foto: Pantherstock

Ahorra en época de regreso a clases

No dejes que la lista de útiles escolares de tus hijos se convierta en un dolor de cabeza. Sigue los consejos que te presentamos, para quitarte un peso de encima y ahorrarle unos pesos a tu bolsillo.

El regreso a clases tiene un sabor agridulce, tanto para los niños como para sus padres. La emoción de volver a clase y la desilusión que se acabaron las vacaciones, acompaña el sentimiento alivio de los papás que saben que sus hijos ya no estarán todo el día frente al computador, pero también eleva la preocupación de cuánto se gastará en la lista de útiles escolares.

De acuerdo al monitoreo de prensa del Ministerio de Educación, un padre de familia en Colombia  gasta aproximadamente $800.000 pesos en útiles escolares anualmente. Esto incluye libros, que pueden oscilar entre los $80.000 y los $100.000 pesos, además de los cuadernos (un cuaderno de 100 hojas  cuesta aproximadamente 10.000 en un almacén de cadena), los materiales de aseo y arte que varían su precios, pero no su cantidad, y el uniforme nuevo completo.

Ante este panorama desolador, considerando que recién pasamos de las compras navideñas a  las compras escolares, te recomendamos seguir nuestros consejos a la hora del regreso a clase de tus hijos.


Revisa los útiles escolares que tu hijo usó el año pasado, así podrás reutilizar los elementos que están en perfecto estado antes de ir a comprar unos nuevos. Tijeras, regla, calculadora, sacapuntas, esferos y diccionario son algunos de esos objetos a los que tus hijos podrán darle uso un año más.

Muchas veces los colegios exigen útiles en la lista escolar que son absurdos. Revisa bien y subraya lo necesario, lo que tu crees tu hijo necesitará durante todo el año. Algunos útiles o libros los van pidiendo en el transcurso del año, así que asegúrate que tu hijo tenga lo suficiente y lo siempre necesario.

Ten en cuenta que ninguna institución puede exigir alguna marca o lugar determinado para comprar los útiles de sus alumnos. Son solo sugerencias, así que también evaluá las tiendas en donde puedes encontrar precios más bajos, pues generalmente los colegios recomiendan los más costosos.

Un cambio de colegio exigirá nuevos uniformes, pero si tus hijos continúan en la misma institución revisa con detenimiento el estado de su calzado, sudaderas y uniformes de gala. Seguramente, habrá necesidad de comprar nuevas camisas y zapatos, pero si el uniforme está en buen estado dale una espera para comprar uno nuevo. Cambiar los cordones de los tenis y cubrir con betún los raspones en los zapatos, puede ser una buena opción para ahorrar en el vestuario escolar.

Los niños son muy exigentes en cuestión de cuadernos, y considerando que son estos los más costosos, evaluá las opciones en el mercado y trata de motivarlos al cambio y, también al ahorro. Una buena opción puede ser la de comprar cuadernos sin carátula, con la que podrás decorar la portada del cuaderno al gusto de tu hijo. Con imágenes y fotos de Internet podrás hacer un collage único, forrarlo con papel contact para protegerlo. Será una alternativa divertida, barata y que se destacará en el aula de clase.