A
A
Semana de la moda en tiempos de crisis

Foto: AP

Semana de la moda en tiempos de crisis

Mientras Londres celebraba su semana de la moda con Tom Ford y Rihanna, New York cerró con éxito los desfiles de Diane von Fürstenrberg; Madrid abrió el Mercedes Benz Fashion Week en medio de una situación económica que desanima, pero empuja también a muchos creadores de moda en la madre patria.

La capital española se viste de moda esta semana con la apertura de la 57? edición del Mercedes Fashion Week Madrid, en la que la crisis económica que acecha desde hace unos años a la península ibérica ha descabezado a muchos diseñadores de la pasarela. Pero a pesar que la industria textil sigue siendo un grande en la economía española fuera de su territorio, como el caso de Inditex, los diseñadores tradicionales que venden sus piezas por millones de euros, han visto la caída del negocio, denominando sus colecciones prêt-à-porter como lo hizo la diseñadora Ana Locking durante su pasarela.

Su propuesta para la temporada Otoño/Invierno 2013-2014 ha sido la de volver a las chaquetas y abrigos estructurados, con prendas usables para cualquier pinta en el día o la noche, con el uso de telas rígidas, capas superpuestas y mucho volumen.

Sin embargo, lo fastuoso y estrafalario de cualquier feria de moda también se hecho presente en Madrid, sin importar si la gente vaya o no a comprar lo que observa en los desfiles. Este ha sido el caso del diseñador Francis Morencinos, que ha descrestado con su propuesta ochentera y exuberante, con la que recicló estampados, pieles y las transparencias que rinden homenaje al musical ‘A quién le importa’, característico de la movida madrileña.

Muchos ya se han resignado a la inminente recesión que ha impactado a varias casas de moda llevándolas a vender sus acciones, o inclusive, a la quiebra. Pero un sector que se resiste a la crisis, ha sido el nupcial. Pues si no lo sabías, España es el segundo país, después de China, en exportar vestidos de novia en el mundo.

Grandes firmas como Pronovias, o Rosa Clará han animado a varios diseñadores a desviar su camino para dedicarse a este negocio, pues como se registró en el primer semestre de 2012, solo en España se celebraron 73.217 bodas en este periodo, abriendo así una demanda expansionista para este pequeño, pero ávido sector de la moda.

Aunque en la pasarela la magia de ver un show de moda no se ha perdido, la optimización de recursos y más creatividad son las armas de los diseñadores para enfrentar los tiempos de crisis. De igual forma, algunos de ellos han considerado asociarse con boutiques multimarca para vender sus productos fuera de España. Este es el caso de Ana Locking, que ha buscado otros horizontes en China y Nueva York para no salir herida a causa de la recesión.

La apertura de esta importante feria de moda se hizo con la pasarela del diseñador Andrés Sardá, que presentó su colección de lencería de lujo ‘Dualidad’, como el mismo nombre, su desfile ha sido una dualidad, pues a pesar de exponer bellas piezas en encaje para una mujer atrevida y muy sexual, lo interesante ha sido que él no ha escatimado en gastos, pues detalles en joyas de cristal y piel de boa fueron los verdaderos protagonistas en su desfile.

Esta es otra muestra más que los españoles no se dejan desanimar por la latente crisis
, y sacan sus mejores armas con sofisticación y glamour, elementos claves para cualquier diseñador de moda.