A
A
Bodas temáticas: cómo hacerlas a tu gusto sin caer en el mal gusto

El secreto está en la uniformidad de colores y actividades de interacción con los invitados (Foto: Thinkstock)

Bodas temáticas: cómo hacerlas a tu gusto sin caer en el mal gusto

El día soñado lejos de las tradiciones o los típicos protocolos. Quieres ser irreverente, original y atrevida, pero no te pases: sé sabia al momento de planificar un matrimonio de este estilo sin que parezca una piñata para adultos o gastes montones de dinero en tonterías.

Las bodas temáticas dejaron de ser moda hace mucho tiempo. Se convierten en una opción lúdica y original para quienes desean casarse con fiesta incluida, pero también para los que quieren alejarse de las tradiciones de los matrimonios de siempre. Los que eligen esta tendencia, buscan una mayor interacción con la gente, un evento con su sello personal desde la invitación hasta los recordatorios.

Para casarse con todas las de la ley bajo este concepto, se necesita mucho más que amor y ganas. Aquellas mujeres que quieren planificar su boda memorablemente, requieren meter la mano al bolsillo y más que nada, encontrar continuidad en cada detalle tematizado.

Tips con estilo personal
1.    ¿Fiesta de disfraces o boda?: No está mal que quieres tematizar tu boda al mejor estilo de una fiesta de Halloween, todos con su disfraz. Pero no lo conviertas en una piñata para niños. Debes elegir un tema específico: un evento histórico, una ciudad del mundo, un personaje, un programa de televisión; tu eres la que tiene claro qué quieres expresar con la decoración, ya sea un mensaje especial,  la forma de ser de la pareja, tus gustos, etc. Ten en cuenta que en ese caso los gastos también van para el bolsillo de los invitados si buscas disfraces vistosos y muy completos.

2.    Opta por accesorios prácticos: Si quieres regalos, no le des a tus invitados la carga de tener que financiarse trajes costosos. La elección correcta son los accesorios de acuerdo al tema. En cada mesa, bajo las sillas o a la llegada de los invitados, entrega el kit de accesorios que deben ponerse durante toda la fiesta. Puedes comprarlos al por mayor, no los incomodarás con compras previas y tienes la opción de contar con un accesorio diferente para cada momento del evento.

3.    ¿Decoración o pequeños detalles?:
Contrario a lo que se cree, la fuerza de las bodas temáticas la dan las simples pinceladas que comienzan con las tarjetas de invitación. Una ambientación y elementos decorativos de acuerdo al tema son imprescindibles para que el evento tenga belleza estética y recordación, pero para que realmente se integren boda-invitados-tema y la gente se “meta en el cuento”, son otros los mecanismos.

Realiza tarjetas que desde el principio den a conocer el tema de la fiesta. Usa formatos diferentes como videos, multimedias , fotografías o algún objeto característico. Sin tanto adorno de caligrafía o sobres, puedes meter un papelito con los datos del evento dentro del objeto que escogiste. Regala suvenires que sean útiles para los invitados o que no se dañen fácilmente. Otro detalle conmemorativo son las leyendas escritas en las mesas, en los vasos del coctel, en los platos de la comida. Puedes citar a tu autor favorito, frases memorables que vayan de acuerdo al tema.

4.    Lectura de los votos sorpresa:
Las palabras del novio y la novia son otro toque personalizado de la boda. Escoge un medio diferente al papel y lápiz, como el Blackberry, una fotografía de los dos  o un elemento representativo de la pareja.

5.    Un video:
Prepara una producción audiovisual para la mitad de la fiesta. La boda temática tiene una explicación y un fin. Manifiéstalo de manera graciosa y creativa a través de un video que se proyecte en medio de la reunión. El video también puede ser una apertura para el inicio de la rumba, la despedida de los novios o la rifa del ramo y la liga.

6.    La esencia está en el tema: No te enloquezcas recargando la decoración. Unas opciones son la boda estilo vintage, boda playera, boda estilo country, boda autóctona, boda hippie, boda hawaiana,  boda eco-romántica, boda a la luz de la luna, boda San Valentín, boda mexicana, boda tropical, boda gótica, boda de los 80, boda en un bar y hasta bodas zombie, favorita en países como Estados Unidos.

7.    ¡Todo el mundo a bailar!:
La música no debe limitarse al tema de la fiesta o la gente se aburrirá en menos de lo que canta un gallo. Elige agrupaciones o épocas diferentes para cada momento del evento: una tanda con una banda de rock, otra con un saxofonista, otra con un grupo de música local y sigue la cuenta. Si quieres variedad, el secreto está en grupos que interpreten de todo y que hagan interactuar a los invitados; ni se te ocurra poner un CD o DJ que mezcle música toda la noche. Sería lo mismo que ir a la sala de tu casa y colocar una emisora crossover.

Bodas in y bodas out
•    In: Barra de bebidas y cócteles. Para este año, se impone la moda de tener un barman que prepare diferentes tipos de tragos de acuerdo al gusto de cada persona. Out: Repartir solo dos clases de trago: el whiskey y el típico cóctel señoritero.
•    In: Las tortas de varios pisos y pastillaje empalagoso están venidas a menos. Los ponqués de moda son los de sabores fuertes, como Milky Way, Nutella o  frutos rojos. Una estación de café es el complemento perfecto. Los cupcakes con los colores de la fiesta también aplican para innovar el momento del brindis. Out: Pastel de masa y pastillaje blanco, torta de las tres leches y con la figura de los novios en la cima.
•    In: Invitaciones hechas por los novios. Una  grabación de voz, un video interactivo en CD, una tarjeta escrita por ellos mismos y empacada en una botella con cintas y flores, en fin. Lo bueno es que puedes usar elementos reciclados
•    In: Poca comida y por entradas: No hay que servir 3 tipos de carne para que todos queden contentos. Usa ensaladas de frutas con colores vivos, aderezos ácidos y las carnes con salsas muy aromatizadas y naturales, como el romero y la hierbabuena. Algo ligero, en pequeñas porciones y en varias presentaciones. Out: No pretendas dejar repletos de comida a tus invitados o se quedarán sentados en la mesa la mitad de la noche. Nada de atragantarlos con un bufete o 10 platos diferentes.
 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

×