A
A
La dieta del tao

Dieta Tao.

La dieta del tao

El equilibrio entre el Ying y el Yang, uno de los principales preceptos de la antigua filosofía china, también puede aplicarse a la alimentación para bajar de peso.

La Dieta Taosita o dieta del Tao está relacionada con la medicina tradicional china. El Tao es un concepto fundamental que se puede traducir como equilibrio para mantener el balance entre el Yin y el Yang. En términos alimenticios el ideal es trasladar este equilibrio a todas las partes del cuerpo.

Esta dieta relaciona los cinco sabores básicos con un elemento de la naturaleza:
Dulce ( tierra), Salado ( agua), Agrio ( madera), Amargo( fuego) y Picante ( metal). El secreto para perder peso es saber combinar los alimentos y lograr un equilibrio entre el Yin, que representa los alimentos frescos y fríos con poderes refrescantes y calmantes, y el Yang, que representa los alimentos tibios y calientes que estimulan los órganos vitales y proporcionan calor al cuerpo.

Para alimentarse correctamente es necesario ingerir los alimentos en un orden determinado: primero se deben comer los alimentos dulces, luego los picantes y salados, después los ácidos y finalmente los amargos. No es necesario que en cada comida estén presentes los cinco sabores, pero sí es indispensable conservar el orden en el que se consumen.

Los alimentos:

Dulces: frutas y verduras como arvejas, zanahoria, cebolla, pepinos, manzanas, uvas, duraznos, plátanos etc. También hacen parte de este grupo la leche, quesos blancos, nueces, maní, arroz y avena.

Picantes: pimienta, mostaza, rábanos, ajíes, chiles, berros, menta, mejorana, romero etc.

Salados: carnes rojas, aves, pescados, mariscos y cerdo.

Ácidos: tomate, ciruelas, limones, naranjas, toronja, piña, frijoles, fresas, vinagres y aceitunas.

Amargos: alfalfa, lechuga, rúgula, brócoli, coliflor, cerveza, te y café.

Como en una dieta tradicional debes evitar consumir alimentos procesados como embutidos, enlatados y congelados. Además, la dieta sostiene que los alimentos deben consumirse de acuerdo con cada estación del año o el clima vigente para lograr bajar de peso y no sufrir problemas digestivos.

Las estaciones:

Otoño:
Se deben consumir mucho alimentos tibios (Yang) como carnes blancas y pescados, vegetales cocidos suaves no muy condimentados ni picantes. En este época del año se recomiendo no abusar de los alimentos fríos y helados.

Invierno: debe predominar el Yang, consumir alimentos calientes y tibios, evitando los excesos en especial en carnes rojas, vino, café y pimienta.

Primavera: el ideal es consumir alimentos fríos, frescos y de fácil digestión como frutas y verduras crudas y sabores dulces.

Verano: frutas, verduras y cereales. Reducir el consumo de carmes y no abusar del consumo de bebidas muy frías.