A
A
Cuándo empezar a tener sexo sin condón

Cuándo empezar a tener sexo sin condón, foto: Thinkstock

Cuándo empezar a tener sexo sin condón

Él parece muy sano, buena persona y sincero así que decides, dejarte llevar por el momento de la pasión, y lo haces sin utilizar un condón. Craso error. Caras vemos ETS no sabemos…

Estás empezando una relación estable, siempre has sido muy cuidadosa en cuanto a la utilización de preservativo con “extraños”, pero de repente surge la sincera necesidad de tener sexo sin utilizar preservativo. Sabemos de sobra los riesgos que implica tener relaciones sexuales de cualquier tipo sin la protección necesaria cuando no se conoce lo suficiente a la pareja, no está de más mencionar que no es nada divertido tener alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS), como gonorrea, herpes, sífilis, papiloma humano o sida; pero aún así, resulta casi irresistible aventurarse a pasar un buen momento cuando ya se han encendido todas las llamas en la alcoba.

Según Isabel Serrano, ginecóloga y presidenta de la Federación de Planificación Familiar Estatal de España, “la disponibilidad de preservativos no influye en la decisión de las personas de tener o no relaciones”. Esto se debe probablemente a que el plan personal de protección sexual no está claramente fijado desde antes de involucrarse en una relación casual, es decir, la idea de llevar un condón en el bolsillo “por si las moscas” o tener la firme decisión de no tener sexo si no hay un preservativo de por medio.

El panorama puede llegar a ser aterrador, este es el testimonio de una joven infectada: “Soy seropositivo. Mi forma de contagio fue sexo oral sin preservativo. Tengo que aclarar que él no llegó en mi boca. Él debió emitir algo de líquido preseminal [durante la lubricación natural] y yo debí tener alguna pequeña llaga en la boca. Durante ese encuentro también fui contagiada de sífilis”.

Cuando ya no se trata de un extraño
Pero supongamos que ya se tiene este plan personal bien fijo en la mente, el dilema aparece cuando estás empezando una relación y por economía, comodidad o gusto, resulta preferible tener sexo sin preservativo. ¿Cuándo es un momento oportuno para dejar el condón en la mesa de noche y tener sexo “en confianza”?

Lo primero que se debe hacer es preguntar a la pareja acerca de su último examen de ETS y si se ha protegido en sus encuentros sexuales desde entonces. Es importante que estos temas se hablen en plena sobriedad y en un escenario que no involucre una erección, porque el calor del momento puede volver mentirosas a las personas.

Por supuesto que siempre existe la posibilidad de que te digan una mentira para que sin embargo sigan teniendo sexo, pero según su actitud hacia el uso de preservativo estimarás qué tanto lo usó en encuentros pasados. Ten en cuenta que muchos hombres prefieren proyectar la imagen de haber tenido una vida sexual poco diversa para parecer mejor partido ante una mujer; sólo podrás averiguar qué tan cierto es lo que te dice con el paso del tiempo porque su talento en la cama revela su experiencia, no el número de mujeres con las que ha estado.

Ahora bien, si vas a estar indagando acerca del estado de sanidad de tu pareja, es fundamental que tú también realices el examen de ETS con cierta regularidad, para elucidar dudas. Es un hábito saludable que te hace bien a ti y a toda la humanidad. Recuerda que las ETS se han vuelto “democráticas”, no distinguen edad, estrato socioeconómico o género. Resulta increíble que tantas personas sigan creyendo que las ETS están relacionadas mayoritariamente con las personas más promiscuas.

No es tan fácil detectar las ETS
Ten en cuenta que hay infecciones de transmisión sexual que son asintomáticas, es decir, no se manifiestan visiblemente; hay otras que son difíciles de reconocer a simple vista y que el periodo de incubación puede durar días o semanas, esto quiere decir que durante todo ese tiempo la persona no sabrá que es portadora de la enfermedad.

Por ejemplo, el 90% de las mujeres con sífilis no saben que la tienen porque, en la mayoría de casos, el chancro aparece en el cuello uterino, además la bacteria que causa en la enfermedad puede vivir en un huésped humano durante varias décadas. Los síntomas de la gonorrea, como la inflamación de los testículos y la secreción mucosa blanquecina, aparecen hasta 21 días después de adquirida la enfermedad.

Con todo esto, es mejor pensarlo bien antes dejar el condón en el empaque; más vale pasar por meticulosa que asumir las molestias de una enfermedad de transmisión sexual.