A
A
6 tips para tener sexo en la ducha

6 tips para tener sexo en la ducha. Foto: Pantherstock

6 tips para tener sexo en la ducha

Que el espejo del baño se empañe de calor, no solo por el agua, sino por sus cuerpos desnudos. Aprende los tips básicos para disfrutar el sexo bajo la regadera.

Un comienzo relajante
Gradúa el nivel del agua, que no sea tan frío ni tampoco tan caliente. La temperatura debe ser ideal para comenzar a frotar el cuerpo de tu pareja con un gel de baño relajante, utiliza una esponja suave y pasala por sus piernas, su espalda, sus glúteos y sus genitales. Además, aromatiza el baño con alguna fragancia suave, las velas aromáticas o una esencia de brisa de mar pueden ser perfectas para ambientar la ocasión.

El uso de los juguetes
Inclínate por un sex toy a prueba de agua. Aprovecha el momento en el que él te masajea tu pelo con champú para jugar con algún dildo o vibrador. A él seguro le encantará ver cómo lo haces.

La tina
Si están en una cómoda y amplia tina aprovecha el lugar para llenarla de mucha espuma, que sus cuerpos estén cubiertos por las burbujas y bajo el agua, deja que él te acaricie. Haz lo mismo con su pene y su pecho. La sensación de no poder ver lo que se está haciendo bajo el agua te hará poder complacerlo sin inhibiciones.

No olvides la lubricación
A pesar de estar en contacto con el agua, esto no indica que la fricción o la humedad de tu vagina aumente. Por eso es importantísimo utilizar un lubricante a base de agua para mantener esa sensación resbaladiza y húmeda durante el coito.

Atención a tus senos
Si están juntos en una tina deja que él juegue con tus pechos. Indicale que roce tus pezones suavemente acariciándolos con sus dedos o labios. El calor del agua y de su cuerpo te ofrecerá una sensación muy excitante.

Secado suave
Cuando la acción acabe, no dejes que el erotismo se apague. Incitalo a que seque tu cuerpo suavemente y haz tu lo mismo con el suyo. Enseguida, utiliza una crema humectante y aplicala delicadamente sobre su espalda, su pecho, y sus piernas. Un masaje con tus manos calientes lo dejará listo para una segunda ronda.