Cosas de tu relación que no debes contarle a nadie

Cosas de tu relación que no debes contarle a nadie

Créenos, por tu propio bien hay cosas sobre tu vida de pareja que es mejor callar.

Sí, es cierto que a veces en una relación todas sentimos la necesidad de desahogarnos por la frustración que a veces llega con el amor y la vida en pareja. Sin embargo, todas hemos sentido a veces que hablamos de más y que compartimos demasiada información íntima que luego nos pone un poco incómodas ¿no es verdad?

Para que la próxima vez respires profundo y des un paseo o medites un poco antes de lanzarte a abrir la boca, ten en cuenta que a veces es mejor no hablar de las siguientes cosas:

1- Cuando fuiste o te fueron infiel

¡Bomba atómica! Aunque este es el tipo de situación en la que pica la lengua y queremos desahogarnos con todo nuestro ser, lo más prudente es esperar un poco antes de hablar.  Cuando esto sucede y lo primero que hacemos es comentarlo, lidiar con el problema y su posible solución estará sujeto no sólo a tus propias emociones sino también a los juicios y pesos que le ponen aquellos a quienes les hemos comentado. Para los demás, la cosa puede ser tan sencilla como que hay un “bueno” y un “malo”, cuando en realidad solo tú sabes cómo es tu relación por dentro. Así que al menos mientras decides, evitate ser juzgada y las opiniones por todas partes.

2- Errores laborales o financieros

Una de las cosas de la vida en las que nadie espera caer pero que, desafortunadamente, es más común de lo que creemos. Cuando tu pareja está pasando por un momento de tensión laboral o tiene problemas financieros, la mejor forma de apoyarlo/a es ser solidaria en silencio. No es fácil asumir estas debilidades o derrotas y menos si sabemos que estamos en boca de los demás, esto sólo lo hace más vergonzoso.

3- Las situaciones familiares delicadas

No hay que ser un genio para entender que de las cosas más privadas y sagradas para cualquier persona empiezan por la familia. Si tu pareja decide confiarte algo muy íntimo que está sucediendo alrededor de su núcleo familiar es porque cree que mereces toda su confianza y que vas a honrarla con respeto. No lo/la decepciones y enfócate es ser un soporte valioso, imagina cómo te sentirías tú en su lugar.

4- Cuando están pasando por un “verano sexual”

En vez de ir corriendo a contarle a tus amigas para que cada una especule, dé su teoría y te dejen aún más confundida, habla directamente con tu pareja. Es normal tener épocas de mayor o menor deseo, pero si la cosa empieza a preocuparte no hay nadie que pueda solucionar esta situación por ti sino tú misma. Menos fácil, más vergonzoso, sí. Pero también probablemente mucho más efectivo.

5- Eso tan vergonzoso que hizo

Si se emborrachó más de la cuenta, dijo o hizo tonterías, si se salió de casillas o si le pasó algo realmente vergonzoso, es mejor dejarlo así. Si se lo cuentas a alguien, esto será lo primero que esta persona vea  en la cara de tu pareja la próxima vez que se encuentren ¿vale la pena? Lo dudamos mucho, tampoco tú quieres sentir que quién llevas de la mano es un hazmerreír y que tú tuviste que ver allí por bocona.

Todos hemos metido la pata más de una vez ¿verdad? ¿Queremos que todos se enteren? No, gracias.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.