Sácale el jugo a la ‘tusa’

Deshazte de las malas vibras con un día completo en el spa. Foto: Pantherstock

Sácale el jugo a la ‘tusa’

Que la ‘tusa’ sea la perfecta excusa para preocuparnos más por nosotras mismas y lucir mejor que nunca. ¡Olvídate de la depresión! ¿Quieres saber cómo?

Después de la ruptura con la persona amada lo primero que sentimos es vacío, como si una parte de nosotras se hubiera ido. Después de la aceptación viene el enfrentamiento a la realidad. ¡No tenemos ganas de nada! Nos sentimos devastadas por esa separación con quien creíamos era el "amor de nuestra vida".

Pero, si lo miramos desde otras perspectiva, todos los cambios son buenos y ahora todo el tiempo que le invertíamos a la relación, podemos usarlo para la persona más importante: nosotras mismas. Quizás sea el momento para vernos y sentirnos más bellas que nunca y dejar de lado los sentimientos negativos.
Inscríbete al gym: Está comprobado que el ejercicio es la mejor fórmula antidepresiva, pues al realizar actividad física los niveles de endorfinas se elevan y producen una sensación de bienestar. Además ¿Por qué no ampliar tu círculo de amigos? ¡Qué buena terapia!
Cambia tu look: El salón de belleza puede ser tu mejor aliado en este proceso. ¿Qué tal si intentas con un nuevo ‘look’ en tu pelo? Córtalo, tintúralo y atrévete a lucir diferente y a robarte todas las miradas.

Día de compras: Tus amigas, además de ser tus incondicionales consejeras, también son tus cómplices. Proponles un día completo de compras. Compra prendas que te hagan sentir bella, sexy y dispuesta a conquistar el mundo.

Una cita en el spa: Una hidratación facial, masajes relajantes y sesiones de aromaterapia son algunas de las alternativas que puedes optar para recuperar tu salud emocional y liberarte, al menos por un rato, de las tensiones.
Adopta hábitos saludables de alimentación: ¡Nada de dietas extremas! Con una alimentación inteligente, moderando las porciones y el tipo de comida que pones en tu boca podrás deshacerte de esos kilitos demás que nos dejaron meses o hasta años de cenas románticas, tardes de cine y desayunos a la cama con nuestra ex pareja. Intenta reducir el consumo de harinas y azúcares refinadas y reemplaza las galletitas dulces por deliciosas frutas. Verás los resultados progresivamente.

Después de unos meses ni te darás cuenta de ese trago amargo. ¡Es tiempo de disfrutar!

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.