¿ Se debe vivir con la pareja antes de casarse?

¿ Se debe vivir con la pareja antes de casarse?

Vivir en unión libre ante la sociedad es un acto pecaminoso, pero como la cultura ha cambiado, muchas parejas jóvenes están decidiendo vivir juntas antes de casarse. Te contamos cuáles son las ventajas y desventajas de tomar ésta decisión.

Varias relaciones que llevan cierto tiempo de estar unidas, consideran que vivir antes de formalizar la relación en matrimonio, es la mejor forma de conocer en convivencia a su pareja. Piensan que para tomar una decisión tan importante como casarse, es primordial ver la compatibilidad que hay entre los dos.

Muchos psicólogos expertos en el tema de relaciones discrepan de este asunto. Unos dicen que es conveniente vivir juntos, porque al conocer a la persona con la que deseas establecer una relación para siempre, se puede comprobar qué tan bien se van a llevar como pareja, y en dado caso de que no funcione es más fácil separarse que divorciarse.

Otros en cambio afirman que vivir en unión libre pone en riesgo por completo la relación y que por consiguiente está destinada al fracaso. Según su punto de vista al conocerse lo suficiente antes del matrimonio, la magia y los momentos especiales se pierden debido al tiempo que ya han convivido juntos.

Pero como todo en la vida, ésta situación tiene ventajas y desventajas, te contamos cuáles pueden ser para que logres definir qué es lo que realmente le conviene a tu relación.

Ventajas:

1. Conoces mejor a tu pareja, esto te puede ayudar a saber si son compatibles o no antes de dar el sí en el altar y saber si se pueden llevar bien conformando un hogar.

2. Ahorras dinero. Esto implica un total alivio financiero para ti ya que compartes con tu pareja las cuentas disminuyendo considerablemente tus gastos y dando opción para que ahorres un poco más de dinero.

3. Te acostumbrarás a los hábitos de tu pareja. Esto te permitirá ser un poco más tolerante ante actitudes o costumbres que él tenga ante ciertas situaciones y a su vez les ayudará a crear rutinas para que juntos realicen las tareas del hogar.

4. La comunicación mejora. Cuando se vive con la pareja antes de casarse las peleas pueden volverse más frecuentes, pero a su vez les puede servir para comunicarse mejor y resolver civilizadamente las diferencias.

5. Al convivir juntos puedes testear el acto sexual con tu pareja. No es lo mismo tener relaciones sexuales esporádicamente a tener una vida sexual más activa. Este es el momento en donde te puedes dar cuenta si él te satisface positivamente y si la llama de la pasión se mantiene encendida.

 Desventajas:

1. Llegar a conocer profundamente a tu pareja, también puede convertirse en todo un contra. Puede que la relación al ser tan intensa deje de lado los detalles especiales que solían tener cuando se veían esporádicamente, e incluso, puede que no logren llegar al matrimonio.

2. Así como puede que alivies tu bolsillo lo suficiente, puede pasar que tu pareja no pueda solventar en algún momento de la convivencia los gastos que tienen juntos. Si esto sucede puede que lleguen los conflictos al ver que tu carga monetaria aumenta.

3. El estilo de vida que establezcan al estar viviendo juntos puede que no sea el que tú o él hayan deseado llevar como proyecto de vida. Esto puede ser un detonante para que lleguen las frecuentes discusiones con tu pareja. ¡Ojo! Si no se sabe controlar la situación, puede que tú o “tu futuro esposo” decidan posponer la unión o definitivamente no contraer matrimonio.

4. Al convivir juntos la relación se puede volver monótona, esto puede generar la posibilidad de engaño durante el matrimonio.

Si estás pensando en tomar una decisión tan radical como ésta y has recurrido a tomar consejos de amigas que han logrado vivir plenamente en matrimonio habiendo vivido antes con sus novios, te recordamos que no todas las parejas son iguales, así que lo mejor es que analices que tan conveniente sería para ti y tu pareja.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.