A
A
¡¡¡Mi pareja quiere hacer un trío!!!

Foto: Thinkstock

¡¡¡Mi pareja quiere hacer un trío!!!

¿Estarías dispuesta a aceptar otra persona en tu relación para cumplir la fantasía sexual de tu novio o esposo? Lee antes de tomar cualquier decisión.

“Llevo 5 años con mi novio. Yo era virgen cuando tuvimos nuestra primera relación sexual. Hace poco mientras estábamos juntos me comentó que deseaba hacer un trío para que yo tuviera doble penetración. Dice que le genera curiosidad, pero a mí no”.

“Mi esposo tiene 40 años y yo 36. Hace tiempo me pide que le cumpla el deseo de que ambos estemos con otra mujer. Él dice que no la va a tocar, que quiere que ella se dedique a mí. Yo me niego rotundamente, pero el insiste tanto que cada vez que se queda solo mira acompañantes por Internet. Siento que por eso me está siendo infiel”.

“Hace 2 años estoy de novia. Hace poco, a él le surgió la idea de hacer un trío y aunque yo no estoy de acuerdo le seguí el juego. Como no sabemos a quién llamar, él me propuso decirle a una amiga suya que conoció por Internet y por la que ya hemos tenido varios problemas. Como no quise, ahora me dice que entonces le diga a una amiga mía. Tengo miedo de que a él le quede gustando la amiga”.

Estos son apartes de algunas de las consultas que a diario cientos de personas formulan en la Red en páginas de sexólogos o en foros. Con estos interrogantes como base, consultamos a varios expertos en el tema para determinar si es favorable para una relación hacer un trío.

Pues pese a la creencia de que para avivar la pasión en una relación es válido probar todo y esto incluye hacer realidad las fantasías sexuales de la pareja, los especialistas coinciden en que es necesario que ambos miembros estén absolutamente de acuerdo, deseen vivir la experiencia y sean conscientes de que la aventura puede traer consecuencias.

¿Qué puede pasar?
Las implicaciones emocionales de involucrar otra persona en una relación sexual son muchas. Es posible que un noviazgo o matrimonio sólido termine sucumbiendo a la tentación; que en adelante se compare el desempeño con el que presentó el tercero durante el encuentro; que se baje la autoestima de alguno de los dos al punto que no pueda volver a tener sexo placentero con su pareja; que el juego pase a otro nivel y alguno de los dos se sienta agredido, o que de ahí surja una relación paralela que lleve a terminar el noviazgo o, incluso, el matrimonio.

¿Qué preguntarse entonces antes de acceder?
Antes de tomar cualquier decisión, es indispensable que te formules estos interrogante para así determinar si realmente quieres hacer parte del trío con las implicaciones emocionales que trae consigo la nueva experiencia.

¿Una vez que permita que tenga sexo con otra mujer, podré volver a confiar en él?
¿Cómo me sentiré cuando ocurra? ¿Y si no me gusta lo que veo y quiero parar? ¿Cómo reaccionaría para no ofenderlo o pasar por mojigata?
¿Qué implicaciones va a tener esto en mi relación de pareja?
¿Será que soy capaz de afrontar esto una vez ocurra?
¿Será que una vez cumpla su fantasía el tema va a parar ahí o cada vez va a querer probar más cosas porque no se siente bien estando solo conmigo?
¿Qué pasaría si me gusta más el otro hombre? ¿Estoy dispuesta a fingir para no hacer sentir mal a mi pareja?
¿Realmente tengo ganas de probar porque me encantaría vivir la experiencia o sólo lo hago por cumplirle su fantasía, pero si pudiera elegir diría que no?
¿Él está pensando en complacerme?

Si ya aceptaste
Si la decisión ya está tomada, quieres experimentar y piensas que el trío puede ser una interesante manera de ponerle picante y acción a tu relación, entonces es importante que antes del encuentro dejes en claro estos cinco aspectos:

1. Es obligatorio el uso del condón y en lo posible, un examen que asegure que el tercero no es VIH positivo.
2. No es válido bajo ninguna circunstancia intercambiar teléfonos, direcciones de correo electrónico o cualquier otro dato que les permita ponerse en contacto de nuevo.
3. El trío debe hacerse con alguien totalmente desconocido.
4. No cabe la opción de repetir la experiencia con la misma persona.
5. El lugar escogido debe ser de común acuerdo. Algunas parejas prefieren que sea en su casa porque se sienten más cómodos, mientras que otras optan por espacios que rompan totalmente con su cotidianidad.

Cuéntanos tu opinión y qué harías si te proponen un trio haciendo clic ¡aquí!