COMENTARIOS

Billie Holiday, la diva de la vida errática

fucsia.co

Billie Holiday, la diva de la vida errática foto: Facebook

Es una de las voces más prodigiosas de todos los tiempos. Sin embargo, murió sola a los 44 años en la cama de un hospital. Adicta a las drogas, su vida fue más una tragedia que un cuento feliz. La recordamos con sus mejores canciones.

Se cumple un siglo del nacimiento de una de las grandes voces femeninas del jazz. Billie Holiday, cuyo nombre real era Eleanora Flagan, tenía una voz privilegiada, ronca y única, aunque su vida estuvo plagada de desaciertos. La eterna diva atormentada.

Su madre, Sarah Julia ‘Sadie’ Fagan, la tuvo con apenas 13 años; su padre, Clarence Holiday, contaba con 16. De su crianza se encargó su tía Eva Miller hasta los diez años, momento en el que pasó temporadas intermitentes en escuelas católicas, que alternaba con viajes con su madre, quien la abandonaba con frecuencia por su incapacidad a asumir la responsabilidad de encargarse de su hija sola. A esa edad, Holiday reconoció haber sido violada por un vecino.

Cuatro años más tarde, a los 14, fue detenida por ejercer la prostitución. Paso a un centro penitenciario, donde estuvo retenida otros cuatro años, tras lo que empezó a cantar de forma profesional de la mano de su vecino, el saxofonista Kenneth Hollan.

Poco a poco se fue haciendo un lugar en el complicado mundo de la música, avalada por una voz magistral y cautivadora.  El crítico Robert Christgau llegó a decir de ella que era “posiblemente la mejor cantante del siglo”, mientras que Frank Sinatra la describió como su "mayor influencia". "Incuestionablemente la influencia más importante en el canto popular estadounidense de los últimos veinte años", dijo.

Se  casó dos veces y acarreó una adicción al alcohol y a la heroína que la llevó a la ruina y a morir de cirrósis hepática sola en la cama de un hospital bajo arresto domiciliario por posesión de narcóticos. Corría 1959 y Holiday tenía 44 años.

A pesar de su errática existencia, su voz traspasó fronteras y, aún a día de hoy, se la sigue considerando una de las grandes voces de todos los tiempos, recordada e imitada por muchos artistas contemporáneos.

La recordamos con una recopilación de sus canciones más míticas:


1. My Man




2. Body and Soul




3. Crazy he calls me




4. Blue Moon




5. I'll been seeing you




6. Summertime




7. Trav'lin Light




8. God bless the child





9. Strange fruit




10. Gloomy Sunday


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.