COMENTARIOS

El drama humanitario de las niñas que no pueden abortar

El drama humanitario de las niñas que no pueden abortar Foto: AFP

El caso de una niña paraguaya 11 de años violada y embarazada por su padastro, y quien dio a luz a una niña este jueves, reabrió el debate sobre la difícil interrupción del embarazo en América Latina.

Una niña paraguaya de 11 años, cuyo embarazo producto de la violación de su padrastro generó conmoción en abril cuando las autoridades rechazaron que se le practicara un aborto, dio a luz este jueves.

Las autoridades de Paraguay impidieron la interrupción del embarazo que reclamaban varias ONG y relatores de la ONU- Con el hashtag #NiñaEnPeligro, la organización Amnistía Internacional buscó sin éxito que el estado paraguayo permita el aborto de una niña de 10 años que fue violada por su padrastro. 

La menor, que evolucionó de "forma normal", tuvo una niña de 3,5 kilogramos que se llamará Milagros, en un hospital de la capital de Paraguay.

El caso conmocionó al mundo y expuso el drama humanitariao que cientos de miles de jovencitas viven en el mundo, en especial en algunas zona de América Latina. En Paraguay miles de menores pasan por estas mismas circunstancias pues el país sólo permite el aborto terapeútico.

A la situación se le suma la alta tasa de impunidad en el tema de ataques sexuales
y de violencia de género que vive el país del Cono Sur.

"Paraguay sigue sin garantizar el derecho a la salud, la vida y la integridad física y psicológica de una niña violada por su padrastro con casi cinco meses de embarazo". Así es como Amnistía Internacional encabeza su acción para lograr que una niña pueda interrumpir su embarazo en la semana 22

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en su momento que un embarazo a tan corta edad puede ser riesgoso para el cuerpo de la madre, que aún no se ha desarrollado por completo. Sin embargo, el Ministro de Salud paraguayo, Antonio Barrios, se mantiene en su decisión. “Si se debía abortar, tuvo que ser antes de la semana 20. El embarazo no será interrumpido. Lo del aborto ya lo hemos descartado por completo”, afirmó Barrios a la prensa local.



En este país, la interrupción del embarazo no está contemplada dentro del Código Penal, según la Dra. Karen Díaz, directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de Paraguay, en un comunicado publicado en su página web.

De acuerdo con Amnistía Internacional, “hasta ahora el Estado ha fallado en su obligación de proteger a esta niña”, pues la menor acudió a varios centros médicos desde hace cuatro meses, pero su embarazo no se detectó.

Igualmente, la madre de la niña denunció el abuso a su hija, pero la fiscalía no investigó ni estableció medidas de protección al estimarse que no había riesgos.

Actualmente, la madre está en prisión, pues las autoridades la consideran cómplice del abuso, y el supuesto responsable anda prófugo. El 29 de abril la niña fue trasladada a un hogar para niñas madres.

Amnistía Internacional abrió una petición para que a las autoridades paraguayas permitan a esta niña de 10 años interrumpir su embarazo. El pedido se hace a través de firmas.

Éste no es un caso aislado en Paraguay, donde cerca de 680 menores de 15 años dieron a luz en 2014, según cifras del Ministerio de Salud Pública.

En Colombia, la situación de las llamadas "niñas-madre" no es mejor:


Con cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.