COMENTARIOS

La lucha de Angelina Jolie para prevenir el cáncer

Fucsia.co

La lucha de Angelina Jolie para prevenir el cáncer Foto: AP

La actriz, esposa de Brad Pitt y madre de seis hijos ha vuelto al quirófano para someterse a una extirpación de ovarios y trompas de Falopio, como ya hiciera con la mastectomía de sus senos hace dos años. Pero ¿cuáles son los efectos de esta cirugía?

Angelina Jolie se sometió la semana pasada a una operación preventiva en la que se le retiraron los ovarios y las trompas de Falopio para reducir las posibilidades de padecer cáncer, enfermedad que acabó con la vida de su madre, Marcheline Bertrand, con 56 años, su abuela y su tía.

La actriz de 39 años ya había protagonizado un pasaje similar hace dos años, cuando se sometió a una doble mastectomía para extirparse los senos después de que los médicos le auguraran un 87% de probabilidad de desarrollar un tumor maligno en esa zona del cuerpo. “Puedo decirles a mis hijos que no tienen que temer porque me vayan a perder por un cáncer de mama", afirmó en ese momento.

Lee el artículo 'Jolie se suma a famosas que anuncian mastectomía para crear conciencia'

Cómo hiciera entonces, Jolie ha explicado los motivos de su decisión a The New York Times, con el objetivo de que “otras mujeres en situación de riesgo supieran las opciones que hay” para prevenir esta enfermedad. "Hace dos años escribí sobre mi decisión de tener una doble mastectomía preventiva. Un simple análisis de sangre reveló que llevaba una mutación en el gen BRCA1. Me dio un estimado de 87% de riesgo de cáncer de mama y un riesgo del 50% de tener cáncer de ovario. Yo perdí a mi madre, a mi abuela y a mi tía de cáncer".

Según la pareja de Brad Pitt, con el que tiene seis hijos, aunque la ovariectomía "es menos compleja que la mastectomía", tiene sus implicaciones, entre ellas una menopausia precoz. Es consciente de que "no podré tener más hijos y espero algunos cambios en mi físico”. Sin embargo, se muestra “tranquila con lo que llegue; no porque sea fuerte, sino porque es parte de la vida. No es algo a lo que le tema”.

La decisión de pasar por el quirófano de nuevo “no fue fácil”, indica en la entrevista. “Estuve planeando esto durante algún tiempo. Me he preparado físicamente y emocionalmente, discutiendo opciones con los médicos, investigado la medicina alternativa y la cartografía de mis hormonas de estrógeno o progesterona de reemplazo”.

Según la organización BreastCancer.org, la extirpación preventiva de ovario reduce considerablemente el riesgo de padecer cáncer de ovario. También de mama, cuando esta se  realiza antes de la menopausia. Sin embargo, resulta una opción agresiva con un “profundo impacto” en la vida de la mujer debido a las alteraciones hormonales que se desencadenan: “La repentina pérdida de estrógeno puede causar una variedad de efectos secundarios, como bochornos, depresión, dificultad para dormir y disminución del deseo sexual. Puede afectar también a la salud ósea y cardíaca”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.