COMENTARIOS

Memoria, mujeres y verdad: un camino para la paz

Fucsia.co

Memoria, mujeres y verdad: un camino para la paz foto: Casa de la Mujer

El mismo día en que las Farc declararon un cese el fuego, que iniciaría el próximo 20 de julio, se celebraba en Bogotá el Foro Memoria Histórica y Verdad de las Mujeres en Colombia para recordar la importancia de la voz de las mujeres en la reconciliación nacional.

Por Julia Alegre

La memoria histórica y la verdad de las mujeres son vehículos necesarios e irrenunciables para alcanzar una paz duradera y permanente en el país, que ponga fin a más de 50 años de conflicto armado.

Así lo expresaron lideresas, académicas y activistas que se dieron cita en el Foro internacional Memoria Histórica y Verdad de las mujeres en Colombia, para reflexionar sobre la tarea de construir país a partir de estos dos conceptos decisivos.

La Universidad Javeriana de Bogotá fue el escenario elegido para albergar el seminario organizado por la Ruta Pacífica de las Mujeres y Casa de la Mujer. "Nos toca aprender a acordarnos, a recordar como ejercicio colectivo", dijo Roberto Vidal, director del Instituto Pensar, en la apertura del foro.

Las ponentes, llegadas de distintas partes del territorio y de fuera de las fronteras nacionales, destacaron la importancia de incluir el enfoque de género para este ejercicio. "Las mujeres no somos sujetos de investigación, somos protagonistas de la historia. Hay que evitar construir una memoria hegemónica. Las voces femeninas tienen que aparecer en la narrativa histórica", indicó la filóloga española Pura Sánchez Sánchez.

Para ella, el gran problema de la memoria es que "es un tema controvertido para la política, un elemento molesto". Así, los gobiernos tratan de eludir la responsabilidad de ahondar en ella alegando que no hay que reabrir heridas. "Pero, la memoria histórica no puede reabrir heridas que nunca se cerraron". Como en el caso de la violencia sexual, una arma de guerra mortal usada contra las mujeres en el el conflicto y "silenciada en muchos casos", como recordó Carmen Magallón, vicepresidenta de la Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ).

"Mi cuerpo no es un botín de guerra", el grito de la smujeres víctimas de violencia sexual

Lo mismo sucede con la verdad, que en muchos casos se presenta "distorsionada por los estados para legitimarse", afirmó Magallón. Para superar esta disyuntiva, Marina Gallego, coordinadora nacional de la Ruta Pacífica, habló de una "verdad transformadora; una que plasme a las mujeres como agentes de paz y cambio"

Por su parte, la directora del Museo Nacional de la Memoria en Bogotá, Martha Nubia Bello, subrayó la pertinencia de contar con este espacio de verdad, actualmente en construcción durante las negociaciones que el gobierno y las Farc llevan en La Habana.

"Es una medida de reparación simbólica para rechazar el olvido y movilizar la indignación de la sociedad". En especial la que vive en las zonas urbanas "muy desinformada con lo que sucede en el territorio; en muchos casos, no quieren ni ver ni oír".

En el foro también estuvo presente Olga Amparo Sánchez Gómez, fundadora de la Casa de la Mujer, quien hizo un llamado al Gobierno y las FARC para poner fin al escalamiento del conflicto y alcanzar un acuerdo de paz en La Habana. "Hoy  no vale con la voluntad política. Exigimos un alto el fuego bilateral y el compromiso de las partes. Estos tienen la responsabilidad de entregar a la sociedad un país sin conflicto".

Un cese el fuego, que parece estar en marcha con el reciente pronunciamiento de las Farc para detener las hostilidades desde el próximo 20 de julio, y también con las declaraciones de los países garantes de las negociaciones para promover una alto el fuego entre ambas partes. El gobierno de Juan Manuel Santos, espera más gestos de la guerrilla, y por eso aún no se pronuncia sobre el tema.

Ivonne Diaz, sicóloga especializada en Cultura de Paz y Derecho Internacional Humanitario, apuntó durante su intervención la necesidad de "transitar desde el dolor y la guerra a la reconciliación y la convivencia".

Díaz habló de que la reconciliación no está ligada de forma exclusiva al perdón, sino que se trata de un "esfuerzo colectivo que implica el surgimiento de políticas de garantía y que se contemple un enfoque diferencial". Así, "la justicia está pensada en el pasado, la reparación en el presente y la reconciliación en el futuro".

'Las mujeres del conflicto, más cerca del reconocimiento de sus derechos'

Durante todo el seminario se hizo mención al acuerdo alcanzado por el gobierno y las FARC para crear una Comisión para el esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición, que se pondrá en marcha una vez firmado el acuerdo de Paz. Se trata de un mecanismo con carácter independiente, imparcial y  extrajudicial que tendrá el objetivo de garantizar los derechos de las víctimas.

Todas las ponentes coincidieron en alabar su futura implementación, pero exigieron que este instrumento contemple el enfoque de género a todos los niveles con para que las mujeres víctimas del conflicto vean reconocidos de una vez sus derechos. 'El 90 por ciento de las víctimas que buscan ayuda en el marco del conflicto son mujeres'

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.