COMENTARIOS

Joven argentina denuncia acoso callejero y video se convierte en viral

Fucsia.co

Joven argentina denuncia acoso callejero y video se convierte en viral Foto: Youtube

Aixa Rizzo, una joven bonarense de 20 años, realizó un denuncia sobre el acoso sexual del que fue víctima durante un mes a las puertas de su casa.

Aixa Rizzo se ha convertido en la cara visible de la lucha contra el acoso sexual en Argentina, tras publicar un video en las redes sociales en el que explicaba cómo un grupo de trabajadores le lanzaban "piropos" e incluso llegaron a amedrentarla en plena calle de Buenos Aires.

Esta joven de 20 años tuvo que soportar durante un mes que un grupo de operarios de una compañía eléctrica que hacía una obra frente a su casa, le dijeran "piropos" que con los días fueron subiendo de tono.

Hastiada de esta situación, optó por enfrentarlos y pedirles que dejaran de hacerlo, como ella misma explica en el video, que subió a YouTube hace dos semanas. La estrategia duró un solo día. Al siguiente, cuando se encontraba en el portal de su casa, uno de ellos comenzó a seguirla mientras le gritaba a un compañero: “Hay que llevar este caño (tubería) para allá”. “¿Y a esta dónde la llevamos?”, contestó este último que comenzó también a caminar en dirección a Rizzo, acompañado de tres obreros más.

Asustada con la escena, sacó un spray de gas pimienta y les lanzó el producto a los ojos. Los obreros respondieron entonces con frases del tipo “no era para tanto” o “eres una loca de mierda”.

Tras el incidente, la estudiante de Administración de Empresas y Comercio Internacional se dirigió antes las autoridades policiales para interponer una denuncia que no quisieron aceptarle.  "Bueno, por un piropo no puedes hacer un denuncia", le respondieron.

La joven se dirigió entonces a la Fiscalía donde relató los insultos e indecencias verbales de los que había sido víctima,  el encargado anotó el requerimiento que, como explica Rizzo en declaraciones a Fucsia.co "se encuentra bajo los parámetros de 'hostigamiento', mientras la Fiscalía reúne pruebas para castigar a los agresores, que fueron desvinculados de la empresa Edenor tras confesar "ser parte de una actividad irregular" (como definieron el acoso contra Rizzo)”.
 
La joven argentina asegura que nunca pensó que su testimonio fuese a tener este impacto a nivel social.  “Me siento muy contenta de que se pueda generar el debate en la sociedad, eso es lo más productivo que podría haber ocurrido; al fin  y al cabo ese era mi objetivo, visibilizar el tema y que se comprenda que es una problemática. Pero no pensé que se fuese a viralizar así”, afirmó a Fucsia.co  



La idea de difundir el video surgió después de dar con varias páginas en Internet sobre el acoso callejero. A pesar de la afluencia de testimonios en estos portales, “mucha gente los creía poco verídicos por ser anónimos”, por lo que optó por relatar el suyo “dando la cara para tener más impacto”.

Lee el artículo 'Un blog para denunciar la violencia a la que parecemos acostumbradas"

Su iniciativa ha traspasado las fronteras de su país. Medios latinoamericanos y de otras latitudes se han hecho eco de su historia, visibilizando la lucha de muchas mujeres contra el acoso callejero.

Rizzo insta a las mujeres a que no se queden callada antes este tipo de actos violentos. “Mi recomendación es que busquen ayuda, tanto en las personas que se encuentren alrededor para enfrentar al agresor, como en sus casas para no sentirse aflija o culpable. Que denuncien, estén donde estén, siempre hay una ley que pena el acoso. Si no, que luchen por ella, que desde aquí les envío todo mi apoyo. Podemos recuperar el valor y la fuerza que el patriarcado intenta quitarnos”, asegura a Fucsia.co

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.