COMENTARIOS

Las Patronas, premiadas por luchar contra La Bestia

Fucsia.co

Las Patronas, premiadas por luchar contra La Bestia Foto: EFE

18 años llevan estas mujeres mexicanas dando aliento a los inmigrantes centroamericanos que cada día se juegan la vida para alcanzar la frontera estadounidense subidos al tren de la muerte. Ahora, su labor se ha visto recompensada.

La Bestia deja a su paso cientos de inmigrantes mutilados, así como abusadas sexualmente casi todas las mujeres que se atreven a cruzar la frontera a través de su lomo de metal. Hombres muertos, niños traumatizados, familias desmembradas. Todo por buscar ese sueño americano que en la miseria y la violencia de Centroamérica es casi imposible de encontrar.

Y sus atacantes no son otros diferentes a sus paisanos. Hombres que se adentraron en la delincuencia común o a las bandas de narcotraficantes de las fronteras como los temibles Zetas. Y allí están Las Patronas. Esas mujeres que con su coraje no les temen a las torturas de los verdugos y albergan en sus casas a estos hombres que arriesgan su vida, por abandonar la miseria.

Las Patronas acaban de recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos 2013. Su fundadora, Norma Romero, fue la encargada de recibir el célebre galardón de manos del  presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

"El quehacer altruista, generoso y solidario iniciado por Norma y seguido por Las Patronas, es un conmovedor reflejo de bondad y entrega reconocido en México", dijo en su discurso el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plasencia.

Es así como se reconoce esta labor, casi olvidada por los gobiernos de Estados Unidos y México. Hace 18 años, estas 14 mujeres de Tomatlán de los Reyes, una población de la ciudad mexicana de Veracruz, brindan ayuda, comida y apoyo a los inmigrantes ilegales que cada día arriesgan su vida en busca de la dignidad que no encuentran en su país sobre el tren de mercancías conocido como La Bestia.

"Nuestra labor de ayuda humanitaria comenzó con algo tan sencillo como alimentarlos; nunca pensamos o tan siquiera imaginábamos que podríamos llegar a este punto", declaró Romero en su discurso de agradecimiento al recibir el galardón.

Aferrados a la estructura del aparato o subidos a su parte superior sin protección alguna, cientos de personas se encaraman a La Bestia diariamente en condiciones infrahumanas en busca del sueño americano. “Son jóvenes, mujeres y hasta niños, personas con familia; madre, padre, hermanos en busca de una oportunidad, al igual que cada uno de los aquí presentes. Solo que ustedes no son llamados criminales por querer mejorar la calidad de vida de sus seres amados", dijo con firmeza 'la patrona' en la ceremonía de entrega y ante el multitudinario auditorio.

El convoy recorre impávido el trayecto que une Chiapas, en la frontera de México y Guatemala, con los estados de Sonora o Coahuila, en el norte mexicano. El objetivo: estar más cerca de los límites fronterizos de Estados Unidos y alcanzar algún día “el país de las oportunidades”.

La miseria que rodea esta travesía supera cualquier límite imaginable de la razón. Mujeres y hombres viajan a la intemperie, con el riesgo perpetuo de caerse en cualquier giro mortal que pueda realizar el tren. Tanto es así que dormirse puede suponer la diferencia entre vivir o morir.



En su camino a Estados Unidos, los viajeros son asaltados por ladrones para arrebatarles las pocas pertenecías que les quedan; secuestrados por grupos que se sabe pertenecen al crimen organizado e, incluso, asesinados. Tampoco las autoridades policiales, ni sus cuestionados y corruptos métodos para poner freno a la inmigración ilegal, dan tregua. La impunidad que reciben del gobierno mexicano en conjunción con el estadounidense, amparados por el silencio de la comunidad internacional, propicia que esta situación de desamparo se sostenga en el tiempo, en aras de mantener las férreas e inhumanas políticas migratorias a las que están sujetos ambos países.

La migración, explicó la fundadora de Las Patronas, es "una problemática que obstaculiza el desarrollo de un país –México- fracturado, atravesado por la violencia, por la impunidad, por la apatía, por la discriminación y por la falta de oportunidades reales".

Las cifras que maneja la Comisión Nacional de Derechos Humanos a este efecto son devastadoras. Más de 20.000 inmigrantes desaparecen en territorio mexicano en su viaje rumbo a Estados Unidos. Y ese dato solo hace referencia a los casos que se denuncian, por lo que el número real podría ser significativamente mayor.

El periodista Óscar Martínez recogió en su libro The beast: Riding the Rails and Dodging Narcos on the Migrant Trail su experiencia sobre La Bestia. En él, analiza los peligros añadidos a los que se enfrentan las mujeres que se arriesgan a coger el convoy. Según datos manejados por el salvadoreño, ocho de cada diez viajeras de La Bestia son violadas en algún momento del recorrido, a manos, muchas veces, de sus propios compatriotas con los que no solo comparten nacionalidad. También el sueño de una vida digna.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.