COMENTARIOS

¿Un hombre o una mujer como jefe?

Fucsia.co

¿Un hombre o una mujer como jefe? Foto: Ingimage

Una encuesta indica que más de un 61 por ciento de los colombianos prefiere tener a un hombre como jefe y no a una mujer. ¿Mayores cualidades en el trabajo o un claro sesgo de género?

Si pudieran elegir, los colombianos preferirían jefes hombres para liderarlos en su lugar de trabajo. A esta conclusión ha llegado una encuesta realizada por la multinacional Adecco Colombia.

La razón principal para decantarse por un cabeza de equipo masculino es porque, según el estudio, ellas son más mandonas, emocionales y menos competitivas frente a estos.

El sondeo se realizó a 600 trabajadores de todo el país, entre hombres y mujeres. El  61,5 por ciento de los encuestados aseguró preferir un jefe hombre por su capacidad de liderazgo (así lo aseguró el 45 por ciento de las personas incurridas), competitividad (31 por ciento), organización (9 por ciento),  responsabilidad y humanidad (7 por ciento respectivamente). Sólo un dos por ciento de los encuestados calificó a los hombres líderes como emocionales.

Lee el artículo '6 formas de fracasar como jefa'

En cuanto a las características que los colombianos asocian mayoritariamente a las mujeres jefas, la más significativa es la organización (un 34 por ciento de los encuestados la referenció). Le siguen  el liderazgo (22 por ciento), el lado humano (17 por ciento) , y la emocionalidad y responsabilidad (un 10 por ciento cada una). La competitividad es la característica que menos se asocia con una mujer líder, un 7 por ciento.

Atendiendo a la característica de 'mandón/mandona', la consulta reveló que el 66,2 por ciento de los encuestados identifica esta cualidad con las mujeres jefas, frente al 33,8 por ciento que considera que ellos lo son.

Camilo Rico, consultor estratégico de la multinacional responsable de la investigación, aseguró que estas conclusiones demuestran que "la inserción de las mujeres en el mundo laboral se da a partir de la asunción de un liderazgo masculino, centrados en la supervisión, el control y la unidireccionalidad de las órdenes".

Cabe plantearse que para redefinir los modelos de liderezgo actuales se debe tener en cuenta un nuevo "diseño de organizaciones que tengan en cuenta los atributos femeninos, el rol de la mujer en la familia y la sociedad, y que sean flexibles". Lee el artículo 'Las 6 desventajas laborales de ser mujer'


¿Y la gente qué opina?

Hernán, quien prefiere no dar su nombre real, ni su edad, es diseñador gráfico. Para él, según contó a Fucsia.co, existen cargos en los que las mujeres desempeñan una mejor labor como líderes que los hombres y viceversa. "Por ejemplo, los relacionados con la economía. En estos ellos son mejores porque son más estrictos y firmes. La mujer le da más vueltas a las cosas y tarda más en tomar una determinación, son más dubitativas. Ellas tienen más sentido estético y son más cuidadosa en pulir detalles, por lo que son perfectas como jefas en el sector editorial".

De opinión contraria es Cindy Pérez, nombre ficticio, de 28 años y profesión periodista. Para ella, según contó a Fucsia.co, la diferencia entre tener un jefe hombre o mujer radica en sus cualidades como profesional y de liderazgo, las cuales nada tienen que ver con el género. "Si una mujer se preparó y es buena profesional puede desempeñar cualquier cargo. Es cierto que hay puestos en los que se desearía tener a un hombre más que a una mujer y viceversa. Pero eso no significa que un hombre no pueda desempeñarlo".


foto: Pinterest

Francisco Javier Martín, 35 años y diseñador gráfico considera que no se puede generalizar. "todo depende de la persona. Jefa sólo he tenido una y era una malvada, y los jefes que he tenido eran unos aprovechados", comentó a nuestro portal.

Melissa Gutiérrez se posiciona a favor de tener jefas mujeres frente a jefes hombres. Para la periodista de 27 años, es preferible que la persona que lidera tu grupo de trabajo sea mujer por una cuestión de empatía.

"Me da la impresión que, por lo mismo que muchas veces nos tildan de histéricas o nos atribuyen una mayor emocionalidad, se aprende a tener mayor control sobre la emocionalidad y a separar esta de lo laboral". De opinión similar es María, quien prefierió no dar su nombre completo. La mujer de 31 años considera que las mujeres son más empáticas, además de "organizadas, menos impulsivas y con mayor capacidad de definir objetivos a medio plazo y la estrategia a seguir".

La farmacéutica de 28 años Laura Plaza*, por el contrario, se decanta por los hombres. "Es más fácil trabajar con ellos, se enfadan menos y son menos rencorosos. En mi campo saben delegar mas y confían más que las jefas en su equipo de trabajo". Lo mismo considera la internacionalista Jessica Carmona*, de 30 años, para quien los hombres son "menos susceptibles".

"Yo no soy mandona. Soy la jefa"

El año pasado, la ejecutiva de Facebook Sheryl Sandberg puso en marcha la campaña Ban Bossy, para impulsar el liderato femenino en el ámbito laboral.

A esta se unieron mujeres poderosas y exitosas en sus respectivas profesiones de la talla de Beyoncé, la exsecretaria de estado estadounidense Condolezza Rice o la actriz Jennifer Garner bajo el lema "No soy mandona. Soy la jefa".

La iniciativa quiso resaltar como, en el mundo que vivimos, se mina a las mujeres que quieren llegar a puestos de mando acudiendo a ese calificativo negativo, mientras que a los hombres se les incita desde pequeños a ser ambiciosos. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.