COMENTARIOS

Los modelos albinos, el último reclamo de la moda

Fucsia.co

Los modelos albinos, el último reclamo de la moda Foto: Facebook Shaun Roos

Diandra Forrest y Shaun Roos han conseguido romper con los clichés y hacer que la moda se rinda a sus pies. Los dos modelos, estadounidenses y afrodescendientes, padecen de esta condición genética hereditaria que supone falta de pigmentación.

La moda también hace concesiones en sus estrictos cánones de perfección. Si en su momento el aperturismo afectó a las modelos de talla grande, con Candice Huffine a la cabeza -la misma que protagonizó el último calendario Pirelli-, ahora le toca el turno a los albinos, que han pasado a ser una de las bellezas más cotizadas de la industria.

El modelo afrodescendente Shaun Ross es uno de los top más reclamados del momento. Nacido en el Bronx y con apenas 23 años, ya ha copado las portadas de la versión británica de GQ, de Vogue Italia o i-D Magazine. Ha trabajado para grandes firmas como Alexander McQueen y Gyvenchy.

La moda no ha sido la única que se ha rendido a sus pies. Katy Perry le llamó para protagonizar su videoclip 'E.T', Lana del Rey hizo lo propio para 'Tropico', e incluso, la gran diva de la industria musical, Beyoncé, ha contado con él para los videoclips de 'Party' y 'Pretty Hurts'.

Concienciado con las dificultades que sobrellevan los albinos en el mundo por su apariencia, Ross puso en marcha la campaña 'In My Skin I Win', a favor de la igualdad y los derechos de las personas que padecen esta condición genética que provoca una ausencia congénita de pigmentación de ojos, piel y pelo.


Shaun Roos. Foto: Facebook

Su compatriota Diandra Forrest es la top albina más cotizada en la actualidad. Originaria del Bronx, esta mujer de 25 años tiene una hoja de vida casi igual de extensa que su compañero de profesión: ha desfilado para Vivianne Westwood y Jean Paul Gaultier y ha aparecido en revistas de la talla de Vogue o Highlights. El rapero Kanye West contó con ella para protagonizar su vídeoclip 'Power'.

Como ellos, Refilwe Modiselle, Vanilla Blaq o la china Connie Chiu, albinos que han franqueado las dificultades unas sociedades poco dadas a normalizar las diferencias. Lee el artículo el Club de las modelos raras.

Según datos de Naciones Unidas, una de cada 17.000 personas padece albinismo. En África, especialmente en Tanzania, nacer con este desorden genético significa la muerte, bien por la creencia extendida de que atraen la mala suerte, por lo que son asesinados, o, por el contrario, para llamar a la buena suerte, por lo que también son asesinados y mutilados. Sus partes del cuerpo se emplean para hacer elixires, pócimas y amuletos.


Diandra Forrest. Foto: Facebook

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.