COMENTARIOS

Murió Zaha Hadid, la arquitecta que demostró lo inimaginable

Fucsia.co

Murió Zaha Hadid, la arquitecta que demostró lo inimaginable Foto: AP

Un ataque al corazón apagó este jueves la vida de la prestigiosa arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid. Este es su legado.

No es exagerado decir que el legado arquitectónico y artístico de Zaha Hadid perdurará en la memoria de las facultades de diseño de todo el mundo. Esta iraquí, nacida en el seno de una familia liberal en el Irak de los años 50, logró lo inimaginable, demostrarle al mundo que una mujer puede escalar hasta donde sus sueños se lo permitan, en una época en donde el machismo imperaba en todos los sectores de la sociedad. 

Matemática y arquitecta, una conjugación que explica su esteticismo disruptivo cimentado en una compleja geometría, Zaha rápidamente se convirtió en una de las diseñadoras más prestigiosas del mundo y, en el año 2004, en la primera mujer en ganar el premio Prizker, entregado desde 1979 a lo mejor de la arquitectura y conocido como el premio más importante en esta disciplina.

“Diseño y arquitectura deberían ser un matrimonio, no se debería sacrificar el uno por el otro” dijo a FUCSIA hace unos meses, a propósito de su participación en el rediseño de los Shell Toe de Adidas, en los que es posible distinguir las formas curvilíneas y el dinamismo que caracterizaron todo su trabajo.

Centro Acuatico de Londres, construido para los Juegos Olímpicos de 2012 / Zaha Hadid

Entre sus diseños más emblemáticos se encuentran el Vitra Fire Station y el LFone Pavilion en Weil am Rhein, en Alemania; la Mind Zone en el Millennium Dome, en Greenwich, Londres; la Plataforma de esquí Bergisel, en Austria; el Maxxi: Museo de las artes del siglo XXI, en Roma y el Centro de Arte Contemporáneo de Cincinnati, en Estados Unidos. Sin embargo, muchos otros no llegaron a construirse, en parte por los enormes presupuestos que requerían y en parte por su diseño atrevido, del que muchos no se sentían seguros, “si hay 360 grados, no hay razón para restringirme a uno solo”.

Quizás los papeles en los que desbordó su imaginación y creatividad sean el punto de partida e inspiración de una nueva generación de arquitectos pertenecientes a esa corriente ‘deconstructivista’ surgida a finales de los años 80 en Nueva York. Este 31 de marzo, un ataque al corazón apagó la luz de una influyente mujer y artista cuya obra quedará registrada en los libros de historia. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.