COMENTARIOS

'Nunca más a mi lado', un proyecto literario sobre la violencia de género

Fucsia.co

'Nunca más a mi lado', un proyecto literario sobre la violencia de género Foto: www.nuncamasamilado.com

Un joven argentino creó un proyecto literario en línea para exponer historias de mujeres víctimas de violencia de género. El portal 'Nunca más a mi lado', que lleva seis día en la web, ya recopila más de 120 historias que deberías leer.

"Cuando alguno me hablaba por lástima, me decía al oído 'deja de mirarle la pija a mi amigo, putita'". Así empieza una de las más de 120  historias con las que un portal llamado 'Nunca más a mi lado' expone la violencia de género.

La historia, de una chica de 16 años que pasó 3 siendo víctima de violencia, relata una serie de maltratos físicos que empezaban por lo de siempre: una serie de inseguridades que los hombres trasladan a sus parejas y que los llevan a culparlas de todo, a amenazarlas, golpearlas y en definitiva a imponer su control frente a todo.

"No podía hablar con ninguno de sus amigos pero si quería que asistiese a todas sus reuniones, por eso es que en su grupo era conocida como "la mudita"
(…) Llegué a pensar en tirarme abajo de un colectivo. No servía para nada y lo tenía cada día más claro." (Lea también "No te mueras por mi", el libro sobre las dos caras de la violencia)


Ilustración del caricaturista argentina Liniers, que fue el símbolo de la campaña en Argentina. Foto: Liniers

Cada historia en este proyecto literario liderado por Mathías Schusterman, un joven argentino de 24 años, expone de manera literaria y profunda, pero fiel a los acontecimientos, el maltrato verbal, físico, psicológico y sexual de sus protagonistas.

"Pensé que podía contribuir a algo más grande y pensé ¿por qué no armar algo donde la gente pueda contar lo que pasa? por qué no involucrarse con la gente que le pasa esto, que tiene miedo de contarlo, miedo al prejuicio, miedo al qué dirán, por miedo a sentirse sola y perder la posibilidad de darse cuenta que esto le pasa mucha más gente y sentirse acompañada", asegura Schusterman desde Buenos Aires, en diálogo con Fucsia.co.
 

-Lo peor era verlo besarme las partes que él mismo dañaba-

"Jamás imaginé pasar por algo así. Nunca creí que una persona pueda destruirte tanto como ser humano (…) Dejé de sentir. Dejé de querer vivir. Imaginé que mi vida iba a ser así para siempre. Esa simple idea me daba ganas de terminar con mi sufrimiento. No veía salida. Lo peor era mirarme el cuerpo y pensar cómo dejé que alguien me haga tanto daño. Verlo besarme las mismas partes que él dañaba, pidiéndome perdón y justificándose que yo lo ponía así".

Este es uno de los relatos de una chica, que asegura que dos años después de haberse separado de él, aún conserva las marcas psicológicas. "Aunque ya no soyuna mujer golpeada, tampoco soy la chica dulce e inocente que era antes de conocerlo", indica la chica. 

Según Schusterman, que estudia publicidad, es que la sociedad argentina movida por una serie de feminicidios empezó a hablar abiertamente del tema de violencia contra la mujer. El movimiento #Niunamenos que hace unos meses organizó una gran marcha para protestar contra esto, fue el responsable de hacer que las mujeres, por lo menos en ese país, quisieran no sólo hablar del tema sino denunciar las vejaciones. (Lea también #Niunamenos, argentinos reclaman alto al feminicidio)

"En Argentina se tomó consciencia de una situación que se vive en todos lados, pero las mujeres están un poco más animadas a hablar. Creo que pasa en muchos otros lugares, de hecho me llegaron también historias de Perú y de Colombia y me doy cuenta de que es un problema mundial, es un problema endémico".

La página lleva 6 días al aire y ya ha tenido más de 30 mil visitas y más de 170 historias que las mujeres se han animado a compartir.
Schusterman hace un filtro de los relatos para cambiar los nombres de las víctimas y así proteger su identidad.


Otra portada de una histora del portal 'Nunca más a mi lado'. Foto: www.nuncamasamilado.com

"En principio lo que pretendo es ayudar gente, puede sonar bastante idealista, pero quiero ayudar las personas a concientizar de que quizás estén viviendo una historia de violencia de género o que están escondiendo una historiaa. Esto es algo que te marca muy fuerte, el hecho de sacarlo afuera ya da un paso gigante en quien fue víctima. Después de contar la historia, viene un trabajo personal enorme para volver a los caminos de su vida, a volver a tener seguridad personal, incluso a permitirse el amor", afirma.

¿En qué tipo de aspectos tú como hombres te has dado cuenta de la violencia de género que ejercen los hombres hacia las mujeres?

"Lo veo en todo lado. Pero la desigualdad es muy fuerte, lo noto al ir por la calle e ir al lado de una mujer y ver como cuatro personas le gritan cosas y le dicen lo que piensan de la ropa al aestar en la mesa con amigos y escuchar lo que dicen de las mujeres quien están. Todo  el tiempo lo veo. Es algo que está culturalmente instalado." (Lea también Bloguera irlandesa, víctima de maltrato, da conmovedor mensaje a las mujeres)

"Él gritaba y expresaba libremente, que yo le daba muchas ganas de coger… Esto es grave, ¿no? Estaba tratando de vivir el día, tratando de viajar en colectivo, tratando de ir a estudiar, pero aun así estaba generando muchas ganas de coger. ¿Era mi culpa? ¿No estaba siguiendo correctamente los diez mandamientos para “no ser violada ni acosada”?".

Dos preguntas que las mujeres nos hacemos a diario y que los hombres siguen sin hacerse. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.