COMENTARIOS

India: un país donde la violencia contra la mujer parece normal

Fucsia.co

India: un país donde la violencia contra la mujer parece normal Foto: Pinterest

Un documental sobre el caso de Nirbayha, la joven gracias a la que se visibilizó la realidad de la violencia sexual en la India, evidencia la violación sistemática de derechos humanos que padecen las mujeres en el páis asiático, donde cada 20 minutos una de ellas es violada.

El 16 de diciembre de 2012, Jyoti Singh, más conocida como Nirbayha, fue con un amigo al cine en Nueva Delhi, la India, para ver la película Life of Pi. Era su modo de celebrar que ya por fin se había licenciado en fisioterapia. Tras ver la película, los dos jóvenes se montaron en un autobús en el que viajaban seis hombres, uno de ellos, menor. Tras reducir a su amigo, los hombres se turnaron para violarla y posteriormente la penetraron con un objeto de hierro. Posteriormente, la lanzaron a la carretera. Trece días después del brutal crimen, la joven falleció como consecuencia de las secuelas.

Ahora, un documental que se estrenará el próximo 8 de marzo, coincidiendo con el día Día Internacional de la Mujer, recoge la historia de la joven universitaria, en el que, además, se incluye el testimonio del conductor del autobús en el que se cometió el crimen, Mukesh Singh: "Una mujer decente no deambula por ahí a las nueve de la noche. Una chica es mucho más responsable de una violación que un chico", aseguró este.

El caso de Nirbayha puso de manifiesto la normalización de la violencia sexual que define al país asiático y la situación de desamparo y vulnerabilidad de la que son víctimas sus mujeres.

El año pasado, cinco mujeres aparecieron violadas y ahorcadas un espacio de tiempo de apenas dos semanas. En ese momento, el primer ministro, Naendra Modi, aseguró que la prioridad del gobierno y “de las 1.250 millones de personas de este país” era la de “respetar y proteger a las mujeres”.

Con una cifras oficiales que hablan de  más de 25.000 mujeres abusadas cada año, según datos de 2012 de la Oficina Nacional de Registro de Crímenes de la India, el problema, lejos de erradicarse, cobra tintes de plaga nacional debido a su magnitud.

Cada 20 minutos una mujer es violada, y ese número solo corresponde con las que denuncian. La ley del silencio que impera en el país, motivado por un sistema patriarcal, fomenta que muchas de ellas callen cuando son agredidas, estigmatizándolas y convirtiéndolas en motivo de deshonra para sus familias.  

Las que denuncia se encuentran con un problema añadido, la falta de garantías legales y la impunidad que caracteriza este tipo de crímenes. En el caso de Nirbayha, cuatro de los seis violadores fueron condenados a pena de muerte por un tribunal después de menos de un año de haberse cometido. Una excepción, porque la mayoría de los casos similares, si es que se aceptan, tardan en resolverse de media entre seis y ocho años, según indican fuentes de la ONG Apne AAp. 

"Cuando la violaban no tendría que haber luchado en su defensa. Tendría que haber permanecido en silencio y permitir la violación. Si lo hubiera hecho entonces la habrían dejado ir después de ‘hacérselo’ y solo hubieran golpeado al varón", relata Mukesh Singh en el documental. Un aterrador testimonio que sirve de radiografía para entender qué implicaciones tiene ser mujer en la India.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.