COMENTARIOS

La hipersexualización de la mujer

El cuerpo femenino se usa para vender aceites para carros o a la mujer misma que exhibe su figura. Es indiscrimanada la manera como vemos senos y nalgas para atraer lectores, televidentes o compradores. La actriz y escritora, Isabella Santodomingo, nos habla de esa tentación a la que ella misma sucumbió.