COMENTARIOS

;

Un hombre de 93 años le canta al amor de su vida y conquista la red

Howard y Laura parecen ser la prueba de que el amor verdadero sí existe. Tras siete décadas juntos, su relación aún se muestra como la primera vez. Howard despide a su chica de 93 años con la canción que es la banda sonora de su historia de amor.



Incrédulos o quizás demasiado perfeccionistas. Disconformes, inconstantes, cortoplacistas, dispersos, demasiado ocupados en otras cosas. Buscamos el amor, pero también parecemos temerle y no creerle. En una generación demasiado acostumbrado a los amores fugaces, un amor real, verdadero, fuerte, parece estrujarnos el corazón más que cualquier otra cosa. (Lee también ¿Puede durar el amor para siempre?)

Eso es exactamente lo que pasa con este video. Es un sacudón de tierra. El blog Little Things ha hecho eco de esta historia de amor digna de una película. Howard, de 92 años y Laura, de 93, protagonizan un video de YouTube que ha conquistado hasta a los corazones más duros.

El paso del tiempo parece haber hecho sus deberes, y la salud de ambos, pero más la de Laura, parece estar muy deteriorada. Estos dos enamorados llevan cerca de 73 años juntos, pero eso al parecer no ha hecho que el romance se esfume. (Lee tambíen Los hombres y el sexo después de los 60 años)

En una camilla de la clínica, con debilidad y unida a algunos aparatos, Laura le pide a Howard en el inicio del video, que se acerque para decirle: "You are my sweetheart" (Eres mi amor), a lo que él responde: "Sí, siempre fui tu amor, fui tu mejor amor, ¿verdad?, no fue el final feliz que tenías en la cabeza, pero fue el mejor". Laura, no para de decirle que lo ama. (Lee también ¿Cómo saber si es amor?)

En ese instante del video, que fue filmado por su nieta Erin Solari, comienza a escucharse una canción de fondo. Es "You’ll Never Know” (Nunca sabrás) de Engelbert Humperdinck, una canción corta y preciosa que habla de lo mucho que extrañas a alguien, de lo mucho que te importa y de las "miles de veces" en las que no se pudo decir lo que sentía.

"Nunca sabrás lo que siento por ti, si no te lo digo ahora (...) Y aún si lo intenté, no puedo ocultar lo que siento por ti". Así dice Engelbert, pero cantan con una voz suavecita, como apenas susurrándose, Howard y Laura.

La canción es más que una letra del momento, es la banda sonora de esta pareja. Era la melodía que escuchaba Laura cuando esperaba el regreso de Howard, quien combatió en la II Guerra Mundial. También, según explica su nieta, es el tema de sus bodas de oro.

Más allá de la canción, el video está repleto de pequeños pero significativos gestos entre ellos. Detalles en cómo se miran, como se besan, cómo se tocan, que parecen al mismo tiempo los primeros y los últimos.

Al final del video, Laura le dice a su nieta, que Howard "le gusta" y pregunta si no es un hombre dulce.  Quizás el amor verdadero sea difícil o imposible de encontrar, pero si es así, parece que vale la pena. ¿No?