Cremas, geles & sueros: combinación perfecta

Edición Impresa

Cremas, geles & sueros: combinación perfecta
Aprende cómo usar cremas, geles y sueros que contribuyen a la belleza y lozanía de tu piel.
Por: Fucsia.co02/12/2010 00:00:00
 
La diferencia entre un suero, un gel y una crema no salta a la vista así no más. Pero se puede decir que mientras que las cremas son sustancias que, aplicadas a diario y de una manera metódica, ayudan a mantener las propiedades de la piel, a recuperarla, hidratarla y, en algunos casos, a rejuvenecerla, los geles tienen ante todo un efecto de limpieza, hidratante, exfoliante y relajante. El suero es, digamos, un agente que actúa profundamente, alimentando la piel, calmándola, reparándola y desintoxicándola para que luzca rejuvenecida y luminosa. Pero, ¿cómo usarlos y cuándo? Todo el tiempo, se puede aconsejar, pero no todos a la vez, a la misma hora o sin orden alguno.

Mantén lozana tu piel
Si quieres darle a tu piel una renovación debes empezar por elegir una buena crema. Usa una de día y otra de noche, o, según lo recomiende tu esteticista o dermatólogo, la misma para el día y la noche. Las cremas deben cambiar con el paso de las décadas, no olvides que la piel se comporta de manera diferente en cada etapa cronológica.

Alimenta tu piel
El suero es aconsejable para las capas más profundas de tu piel. Un tratamiento a base de un suero rellenador o corrector de manchas, según las necesidades de tu piel, puede ser el mejor camino hacia la revitalización. Por ser un sustrato ligero y acuoso, parece inocuo, pero no lo es y los resultados de usarlo durante uno o un par de meses son sensibles.

Hidrata y limpia
Los geles están compuestos por sustancias gelatinosas que se licuan al aplicarse sobre la piel. Se pueden usar en cualquier momento como complemento a las cremas y los sueros. No olvidesque sus propiedades relajantes e hidratantes se adhieren a la piel para brindarle un brillo muy especial.

RELACIONADOS

LO MÁS VISTO