Saludable y prevenida: los 5 exámenes médicos básicos para la mujer

Belleza y Salud

La prueba ergométrica es la valoración del estado físico para prevenir fallas en el corazón, como la enfermedad arterial coronaria. (Foto: Thinktock) Foto: RevistaFucsia.com
No hay peor ciego que el que no quiere ver ni peor cuerpo que el que espera una señal de alarma para correr al médico. Así como cuidamos la figura para lucir femeninas y esbeltas, hay otros aspectos muy propios de nuestra fisonomía y que requieren estar bajo la lupa para prevenir futuros tragos amargos. Es momento de realizarte chequeos de pies a cabeza.
Por: RevistaFucsia.com24/01/2012 00:00:00
1.    Videocolonoscopia: La temida colonoscopia, que de incómoda y riesgosa no tiene nada gracias a los diferentes avances de la ciencia y la posibilidad de hacer mucho menos doloroso este examen. Incluso su incapacidad es mínima y arroja resultados muy claros para detectar el cáncer de colon. Los desórdenes alimenticios están a la orden del día, de ahí que el Síndrome de Intestino Irritable (SII) sea tan común como consecuencia de dietas extremas y la supresión de alimentos básicos para  nuestro cuerpo, rutinas creadas alrededor del objetivo de mantenernos delgadas. Pasar por dietas constantes, fumar, consumir mucha carne y pocas frutas, el mínimo de actividad física y descuidarnos si padecemos el SII, son algunos de los factores de riesgo de sufrir el cáncer colorectal. Un endoscopio se introduce en el intestino grueso para identificar la presencia de pólipos y demás agentes extraños. Se toma una biopsia y de define si es benigno o maligno. Aunque se recomienda practicárselo después de los 40 años, si existe alguna anomalía con tu sistema digestivo, es recomendable consultar a tu médico para tomar medidas preventivas.

2.    Prueba de Papanicolau: Mejor conocida como citología vaginal. A través de un frotis del cérvix (cuello uterino) se puede descubrir si hay alguna anomalía en las células cervicales, prueba clave detectar el cáncer de cuello uterino. También logra  identificarse el estado de las hormonas y demás alteraciones del cérvix. La citología se recomienda que sea continua en mujeres sexualmente activas.

3.    Densiometría ósea: Como su nombre lo explica, revela los signos de la osteoporosis y sirve para conocer el estado de tus huesos. No solo las mujeres mayores de edad recurren a este examen: es recomendable realizárselo a partir de los 40 o cuando estás en tu etapa de posmenopausia. No toma más de 15 minutos (o menos) y es indoloro.  Mide la cantidad de calcio en la estructura ósea y se práctica cada año.

4.    Mamografía: Exploración de las glándulas mamarias para determinar el cáncer de mama. Es obligatorio practicárselo después de los 40, más aún si tienes antecedentes en tu familia. Aunque el chequeo de nuestros senos debe hacerse por lo menos una vez a la semana desde la comodidad del hogar, después de esta edad es básico realizarse este estudio,  más aún cuando existen prótesis mamarias, que tendría como examen complementario una ecografía.

5.    Prueba ergométrica: Valoración del estado físico para prevenir fallas en el corazón, como la enfermedad arterial coronaria. Es recomendado en  mujeres fumadoras para poder medir su consumo máximo de oxígeno, según la recomendación de la periodista experta en salud Ximena Pascutti. Concluye la capacidad aeróbica de la persona y puede determinar las causas de afecciones como fatiga excesiva o cansancio constante.  



LO MÁS VISTO