COMENTARIOS

Propósito de Año Nuevo: adelgazar saludablemente

Fucsia.co

Propósito de Año Nuevo: adelgazar saludablemente Foto: Ingimage

Cuando el calendario está apunto de cambiar de dígito, nos llenamos de buenas intenciones y cambios de costumbres. El que nunca falla: adelgazar. Pero son muchos los errores que se cometen para llegar a ese objetivo.

Al comenzar el año, los buenos propósitos nos inundan. Pasar más tiempo con las personas queridas y trabajar menos, disfrutar de la vida, hacer ejercicio, leer más, dejar de fumar y, por supuesto, adelgazar. Este último es uno de los objetivos que más se repite en la lista de ‘debería’ para el año que empieza, en parte por los excesos que se cometen en las reuniones navideñas que preceden Año Nuevo.

Un estudio realizado por el sicólogo Richard Wiseman reveló que sólo el 12 por ciento de las personas consigue alcanzar lo que se propone una vez el calendario cambia de año. Y no conseguirlo tiene como raíz una caden de equivocaciones. El primero de ellos implica no ser realista con la meta que se ha planteado o querer llegar a ella en un tiempo récord.

Lo mismo ocurre con el propósito de adelgazar. Como explica Luis Fernando Dorado, médico endocrinólogo, “se deben buscar objetivos a largo plazo, lo que implica que los cambios deben ser sostenidos”. De hecho, el cómo se enfoca el propósito de lucir delgada es uno de los fallos más usuales que cometen mujeres y hombres a la hora de plantearse este reto y que, inevitablemente, aumenta el riesgo de no ser mantenido a medida que pasa el tiempo.  “El objetivo principal de perder peso debe ser los beneficios que esta acción tiene sobre la salud, y no los aspectos meramente estéticos”, mantiene Dorado.

Para que el propósito de adelgazar no se quede en una buena intención,, como indica el propio médico, resulta básico modificar las costumbres de alimentación arraigadas durante años y las pautas de comportamiento alimentario, a la vez que se corrigen errores previos que fomentaron la ganancia de peso. “El éxito en la pérdida de peso o en su mantenimiento está en la motivación. Si el único impulso es el comienzo del nuevo año, con el paso de los días este desaparecerá y se recuperará el peso”, concluye.

Asimismo, hay que evitar “las dietas restrictivas que pueden atentar contra la salud y producen en la mayoría de los casos un efecto rebote. Esto quiere decir que los kilos que perdió fácilmente en una semana se recuperarán de nuevo e, inclusive, se puede adquirir un peso mayor al que se tenía inicialmente. Una dieta que no implique tener hábitos de alimentación saludables no tiene un beneficio real”, asegura Dorado.

En qué enfocarse para llegar a la meta

1. Alimentación

Una dieta balanceada, rica en proteínas, frutas y verduras garantizará un buen estado de salud. Para mantenerla  se recomienda:

• Remplazar los alimentos con grasas saturadas por las insaturadas (Lee sobre las grasas saludables)

• Comer en cantidades moderadas, reducir tamaño de las porciones. 

• Aumentar ingesta de frutas, legumbres y cereales integrales. (Lee 10 ideas para incluir vegetales en la dieta)

• Reducir el consumo de azúcar y sal.
• Beber mucha agua, para ayudar a la desintoxicación del cuerpo. (Lee sobre los beneficios del agua)

2. Actividad física

La actividad física es vital a la hora de perder peso. Favorece el gasto de calorías, conserva la musculatura corporal, tiene efectos sicológicos positivos para combatir la ansiedad, el estrés y ayuda a controlar el apetito. (Lee por qué 45 minutos de ejercicio diario puede salvar vidas)

• Caminar a diario a paso rápido
• Subir las escaleras en lugar de ascensores. Aunque no excederse, para no sobrecargar las articulaciones.

3. Control del estrés y la ansiedad

El estrés más que una enfermedad es un mecanismo de defensa, que bien manejado, puede llegar a ser positivo. (Lee 'El estrés es señal de que nuestro cerebro funciona)

• Evitar comer por causa del estrés. La mayoría de las veces el deseo de comer es producto de la ansiedad. 
• Encontrar algún tipo de actividad en la que poder despejar la mente. Practicar un deporte o realizar un hobbie.

4. Tratamiento farmacológico

• Acudir a un endocrinólogo, quien orientará acerca de los beneficios y posibles efectos secundarios de realizar una dieta.
• No automedicarse, ni tomar píldoras o seguir fórmulas mágicas que aseguren bajar de peso rápidamente. La mayoría de productos que existen en el mercado para bajar de peso no están aprobados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), ya que sus  compuestos producen síntomas que afectan significativamente la salud de quien los usa, como el matabolismo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.