COMENTARIOS

Arnaud Winter: “una mujer no es solo un tipo de fragancia”

Fucsia.co

Arnaud Winter: “una mujer no es solo un tipo de fragancia” Foto: Cortesía Mediática Comunicaciones

A su paso por Bogotá, el reconocido perfumista francés, catalogado como una de las 10 mejores narices del mundo nos contó los secretos detrás del proceso de elaboración de una fragancia.

Cuando era un niño se dejó seducir por la infinidad de aromas que le ofrecía la naturaleza y a apreciarlos con detalle, hasta el punto de apasionarse por ellos. Más tarde, motivado por su deseo de ser uno de los mejores perfumistas del mundo ingresó al Instituto Superior de Perfumería de París, la única escuela conocida que forma creadores de fragancias expertos.

Y aunque asegura que “no hay una llave para entrar al mundo de la perfumería”, fue elegido entre cerca de 200 aspirantes,  a un selecto grupo de 15, para hacer parte del universo de los aromas. Fue allí cuando se convirtió en un catador de fragancias basadas en la naturaleza. La magia del azafrán , el jazmín y el pachulí lo atraparon, hasta el punto de, literalmente, casarse con este último en todas sus creaciones.

Según le dijo Winter a Fucsia.co, el proceso de elaboración de una fragancia consta de tres pasos: el primero es atribuirle adjetivos y características a la nueva creación, para, posteriormente, escoger las materias primas, acordes al gusto del perfumista y, por último, probar el producto final las veces que sea necesario. “El perfumista está trabajando su fórmula pero no está solo. Los ensayos, que pueden ser hasta 500, pueden durar años…no se sabe hasta dónde vas a llegar”, cuenta.

Como una de las 10 mejores narices del mundo, está seguro que no se debe esquematizar una fragancia; por el contario, una mujer debe contar con varios perfumes en su cartera, con cada uno de los cuales podrá expresarse de manera diferente, sin importar si son amaderados, florales o cítricos.
 
Además, aconseja aplicar el perfume en zonas del cuerpo donde circule la sangre; en otras palabras, lugares donde se produzca calor, para que dure mucho más. Y si de conservar su aroma se trata, cuenta que  “la luz, la humedad y el calor son  los enemigos del perfume”, razón por la que guardarlo en el baño es uno de los errores más frecuentes. Y aunque suene extraño, la mejor opción es el refigerador.

Arnaud dice que no solo es el hecho de ser el mejor, sino de poder contar una historia en cada aroma."Este título no lo he ganado solo, me lo han regalado las personas", concluye.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.