COMENTARIOS

Cuando luchar contra el paso del tiempo se convierte en obsesión

Fucsia.co

Cuando luchar contra el paso del tiempo se convierte en obsesión Foto: AP

Renné Zellweeger es la última celebritie en sorprender por su transformación estética. Muchos famosos se niegan a dejar que el paso del tiempo haga mella en sus cuerpos, y sucumben a los efectos de múltiples operaciones estéticas.

Renné Zellweeger nos tiene acostumbrados a los cambios físicos. Su papel como Briget Jones la obligó a engordar 12 kilos en dos ocasiones, peso que, posteriormente,  perdía con facilidad una vez finalizaba la grabación de las películas.


René con Doyle Bramhall II. Foto: AP

Sin embargo, su última aparición en un evento organizado por la revista Elle estadounidense ha dejado a todos boquiabiertos. La actriz reapareció irreconocible tras un cambio total de rostro producto de las intervenciones quirúrgicas. Nada queda de su antigua cara, de sus marcados pómulos, su nariz redondeada o de sus ojos azules de forma achinada.


Foto: AP

A sus 45 años, Zellweger ha perdido la expresión y naturalidad que la hizo ser una de las artistas del séptimo arte más queridas por su citado papel como la gordita solterona londinense que tras muchos trapiés consigue enamorar al hombre de sus sueños. 

La actriz no es la única que se ha sucumbido a la “magia” de las operaciones estéticas hasta extremos exagerados. La diseñadora Donatella Versace es otra que con cada nueva aparición en la alfombra roja da muestras de su abrupta transformación estética debido a los continuos cambios a los que se ha sometido para paliar el efecto del paso de los años (ahora tiene 59 años). 


Donatella Versace. Foto: Facebook oficial

Pero si hay una mujer que se ha definido en vida por su pasión hacia las operaciones estéticas, esa fue Joan Rivers. “Me he hecho tantas operaciones que cuando muera donaré mi cuerpo a Tupperware”, llegó a decir en una ocasión la comediante en alusión a los productos plásticos en los que se conservan los alimentos. Lee el artículo ¿Quién no le temía a Joan Rivers?"

La lista de celebrities que se han dejado encandilar por los efectos de las cirugías estéticas es interminable. El fallecido Michael Jackson, la actriz Nicole Kidman o el actor Mickey Rourke son solo algunos ejemplos de lo que implica estar obsesionado con los cánones de belleza y no permitir que el paso del tiempo siga su curso. O por qué no, de querer envejecer de otra manera, sin las habituales arrugas o marcas de expresión. 


Nicole Kidman. Foto: Facebook Oficial

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.