COMENTARIOS

¿Cómo maquillar mis inexistentes cejas?

¿Cómo maquillar mis inexistentes cejas? Thinkstock.

Si se te fue la mano con el depilador, si compraste una cuchilla nueva y por la emoción del momento te quedaste sin media ceja, si la naturaleza no te dotó con las cejas tupidas que desearías, si tienes alopecia, estás realizando algún tratamiento que te hace perder el pelo, o si simplemente quieres cambiar la mejorar tu aspecto a partir de las cejas, aquí te enseñamos cómo maquillarlas de manera natural.

Según la estructura de tu cara

· Cara redonda: entre más redonda sea tu cara, más angulares querrás tus cejas, pues añadirán más ángulos a tu cara, dándole más definición.

· Cara afilada: si tienes una cara con muchos ángulos, en la quijada y los pómulos, por ejemplo, querrás tus cejas de una forma más suave y curva, para otorgar amabilidad a tu rostro.

Cómo darles forma


Las cejas tienen 3 puntos fundamentales: el inicio, el arco que es el punto más alto, y el final. Para saber con exactitud la forma que más te favorece, ubícate frente al espejo, toma un lápiz y sigue los siguientes pasos:

· Sugerencia: para no olvidar cada punto, puedes marcarlos con un lápiz delineador (preferiblemente color piel para que no te quede la marca después).

1. Comienzo:
ubica el lápiz de manera vertical al lado de tu nariz, allí donde el lápiz toque será el inicio de tu ceja.

2. Arco:
ubica el lápiz desde el lateral más sobresaliente de la nariz, pasando por la pupila del ojo, aquel punto por donde pase el lápiz será la diagonal donde puedes ubicar el punto más alto de la ceja.

3. Final:
ubica el lápiz en el lateral más sobresaliente de la nariz, pasando por el vértice que cierra el ojo, por donde pase el lápiz será el final de tu ceja.

Qué tan gruesas deben ser


Las cejas son el área pilosa ubicada unos dos centímetros arriba del ojo. Para lograr unas cejas naturales recuerda respetar la cavidad ocular, es decir, debes dibujar tu ceja encima del hueso, no adentro de él.

Las cejas otorgan gran parte de la expresión facial. Los rasgos de una persona pueden cambiar sustancialmente simplemente cambiando la forma, color o grosor de las cejas; por eso un gran paso en el cambio de género (de hombre a mujer) es perfilar las cejas haciéndolas más delgadas.

Tú decides el grosor de tu ceja, según veas que se acomoda a tu cara; para tal fin, ten en cuenta que entre más párpado dejes, más estilizado se verá tu rostro.

Con qué dibujarlas

·  Para lograr que tus cejas se vean naturales y no simplemente un par de líneas (obviamente falsas), debes usar la combinación perfecta entre lápiz y sombras; ambos implementos deben ser específicamente para cejas, no para ojos, de lo contrario se verán brillantes y se correrán fácilmente.

· 
Por lo general, el tono que se ve más real es una mezcla entre café y negro (en el lápiz y en las sombras), porque corresponde mejor con el color natural del vello, sin importar el color del cabello.

· 
Debes empezar con tu cara limpia, es decir, libre de sudor y habiendo aplicado la base que utilices a diario. Aplica un poco de polvo translúcido sobre el área a dibujar para suavizarla y para que responda de mejor manera al maquillaje, no dejándolo correr.

Cómo dibujarlas

· 
Utiliza un pincel plano que termine en diagonal para lograr un mejor efecto, úntalo un poco en la sombra negra y un poco en la café y comienza a dibujar, siguiendo los puntos que has ubicado con anterioridad.

· 
  Debes dibujar muy tenuemente el bosquejo por donde irá tu ceja, para darte una idea de cómo van a quedar y para evitar tener que borrarla después. Aunque si cometes un error, puedes corregirlo con un copito de algodón.

·   Una vez quedes feliz con la forma que has dado a tu ceja, puedes empezar a engrosarla como mejor te parezca. Recuerda que las cejas demasiado oscuras siempre lucen un poco falsas.

·   
Para dar un aspecto más natural puedes generar la sensación de vello utilizando el lápiz para cejas, para reconocerlo, notarás que tiene una consistencia más dura y es fácil de afilar con el tajalápiz, punto importante porque necesitarás una punta muy fina para dibujar lo que serán tus vellos.

·  
Desde el límite más bajo de la línea que has dibujado con la sombra, comienza a dibujar pequeños vellos con el lápiz bien afilado, con el fin de generar la sensación de tridimensionalidad.

·  
  No necesitas dibujar miles de vellos, sólo los necesarios para lograr el efecto adecuado. Ten en cuenta que las cejas naturales no son perfectas y que los vellos, aunque tienden a dirigirse hacia los lados externos de la cara, también crecen de forma caprichosa, hacia arriba en el comienzo, por ejemplo.

·     Recuerda afilar el lápiz tan pronto pierda filo para obtener el mejor resultado.
De nuevo, utiliza el copito para corregir las líneas que te queden muy marcadas para que no luzcan falsas.

Cómo hacer que duren

·  Aplica pequeños golpecitos con polvo translúcido.

· 
Aplica fijador o laca en pincel (parece un esmalte), pero antes cerciórate que no se trata de una laca brillante, sino un líquido delgado y transparente, que fija lo que has aplicado con anterioridad.

· 
Vuelve a aplicar polvo translúcido con una brocha grande, encima de las cejas y la frente, para lograr una unidad.                                                      

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.