COMENTARIOS

Cuando el cuero cabelludo molesta

Revista Fucsia

Cuando el cuero cabelludo molesta Foto: Thinkstock

Son afecciones más generalizadas de lo que parece y su eliminación depende de la prontitud y cuidado con que se traten.

Hay que ponerle tanta atención a la belleza del pelo como a su salud. Muchas veces se sacrifica ésta última por tener un pelo brillante y bonito. Pero, igualmente, una cosa conlleva la otra, pues no es posible lucir un pelo abundante, sano y lustroso si éste no goza de perfecta salud. Y hay que decir que las enfermedades del pelo empiezan en el cuero cabelludo y, salvo la alopecia, que es una afección aguda y difícil de tratar, porque produce la caída parcial o total del pelo, las demás enfermedades tienen tratamiento certero si se diagnostican a tiempo.

Lo primero es aconsejarles a las mujeres que, ante cualquier problema que detecten en su cuero cabelludo o en el pelo, acudan al dermatólogo, y, de ser posible, a un dermatólogo especializado en enfermedades del pelo.

El estrés puede ser una de las principales causas de estas afecciones, lo mismo que factores hereditarios, regímenes alimenticios radicales, carencia de hierro tras la ingestión de algunos medicamentos, y enfermedades de las glándulas hormonales como la tiroides, la paratiroides y la hipófisis.

De la piel hacia el pelo

Una de las principales enfermedades del cuero cabelludo es la dermatitis eritematoescamosa, que se localiza allí por ser un área sebácea, generalmente activa en periodos en los que hay una mayor producción de grasa debido a un estímulo hormonal. Puede darse algunas veces por una causa microbiana. Ojo con esto, porque las condiciones de los salones de belleza deben ser asépticas.

La seborrea —dermatitis seborreica— es una inflamación crónica de la piel del cuero cabelludo que produce muchas escamas y enrojecimiento de la zona afectada acompañada de picazón. La llamada caspa consiste en pequeñas escamas que caen o se aglutinan por la secreción sebácea y que difícilmente se desprenden. A veces, se puede ver un área eritematoescamosa en la zona de implantación del cuero cabelludo (corona seborreica). En otras ocasiones, la caspa llega a las cejas o pestañas y produce enrojecimiento y descamación de la región interciliar, del surco nasogeniano y del área detrás de las orejas.

Hay otras dolencias que pueden afectar el cuero cabelludo y el pelo en sí. La pitiriasis, por ejemplo, se caracteriza por la aparición de escamas que se desprenden de la capa córnea y que pueden ser secas (pitiriasis simple) o grasas (pitiriasis esteatoide), propias del cuero cabelludo graso. En ambos casos, el fenómeno es el mismo, la capa córnea se separa en escamas. Sin embargo, las secas son más finas que las grasas, que se aglomeran a causa del sebo que las envuelve. Éstas dolencias debilitan el cuero cabelludo porque no está suficientemente lubricado.

El eczematide es otra clase de afección que se caracteriza por la aparición de pequeños puntos escamosos de límites irregulares en el cuero cabelludo, caracterizados por escamas blanquecinas o amarillentas. Su tratamiento debe hacerse a fondo porque no desaparece con facilidad y reincide con el tiempo.

Sea cual sea el tipo de enfermedad del cuero cabelludo, su diagnóstico y tratamiento tienen que ser hechos por un médico que debe ser quien prescriba los medicamentos o remedios antisépticos para restituir la salud de esta área.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.