COMENTARIOS

El estrés y la piel Foto: Thinkstock

El doctor Carlos De la Roche, médico dermatólogo, habla sobre la respuesta de la piel al estrés y nos regala algunas recomendaciones para que no se convierta en el peor enemigo de nuestra belleza.

¿En qué medida afecta el estrés diario a la piel y por qué?
Evidentemente, genera cambios en la piel, el órgano más grande del cuerpo, relacionado directamente con el sistema nervioso mediante terminales sensitivas que transmiten información al cerebro, lo cual facilita nuestra interacción como seres humanos con el medio ambiente (tacto, vibración, temperatura, dolor) y con las personas (placer, miedo, vergüenza, cansancio físico, etc.). Por otra parte, el estrés hace que se liberen sustancias (neurotransmisores) que aceleran el metabolismo y originan o agravan las enfermedades de la piel.

¿El acné puede ser causado por un agente estresante?
El estrés emocional estimula la liberación de sustancias que aceleran el metabolismo e incrementa la actividad de las glándulas sebáceas y favorece la aparición de acné, o agrava la intensidad del acné en una persona que ya lo padece.

¿Qué tipo de afecciones se producen en la piel más frecuentemente a causa del estrés?
El impacto del estrés emocional sobre la piel se traduce en múltiples síntomas, los más frecuentes son:
Acné
Caída del pelo (efluvio telógeno)
Dermatitis seborreica en la cara y el cuero cabelludo (caspa)
Prurito o picazón en los genitales
Enrojecimiento de la cara (rosácea o cuperosis)
Aumento en la frecuencia de infecciones, como herpes en los labios o en los genitales
Hiperhidrosis o exceso de sudoración
Exacerbación de otras enfermedades de la piel tales como la dermatitis atópica (alérgica), psoriasis y vitíligo.

¿La rosácea y la cuperosis están relacionadas con algún tipo de desencadenante que no sea orgánico?
La rosácea, sin duda, puede agravarse por el estrés emocional, pero simultáneamente otros factores como las bebidas alcohólicas, las bebidas muy calientes, alimentos condimentados o picantes, contribuyen al enrojecimiento facial. El uso diario de protector solar disminuye los episodios de enrojecimiento facial.

¿Cómo lograr que la piel, un órgano tan sensible, se mantenga ajena a lo que pasa con el sistema nervioso?

Manejar y controlar adecuadamente el estrés sicológico hace posible mejorar las diferentes enfermedades de la piel mencionadas. Pero no es posible modificar la estrecha relación existente entre la piel y el estado emocional.

¿Las aguas de fuentes naturales pueden actuar como relajantes?
Diferentes fuentes de agua natural como las aguas termales han mostrado propiedades antiinflamatorias y un efecto protector sobre la barrera cutánea en enfermedades de la piel, por sus altas concentraciones de sustancias naturales como zinc, calcio, manganeso, magnesio y otros.

¿Recomendaría algunos mecanismos para evitar que la piel se afecte a causa del estrés?
Manejar el estrés emocional es la solución para evitar y controlar muchas enfermedades en la piel. Además recomendaría:
Llevar unos hábitos de vida saludables que incluyan una sana alimentación, una actividad física o deportiva regular supervisada, y practicar diversos tipos de técnicas de relajación.
La prevención evita daños futuros en la piel observando una actitud responsable frente a la exposición solar (no exponerse de 11 a.m. a 2 p.m.), y usando regularmente un protector solar en la cara y en lo posible en los antebrazos y en las manos.
En climas secos o ciudades donde la humedad ambiental favorezca la sequedad de la piel, usar lociones hidratantes para compensar este síntoma.
El dermatólogo es el especialista indicado para asesorar y evaluar los pacientes que crean que su piel está afectada por el estrés.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.