COMENTARIOS

¿Engordarse en Navidad? No gracias

RevistaFucsia.com

¿Engordarse en Navidad? No gracias Pantherstock.

Es posible comer rico y todo lo que nos gusta en época navideña, sin engordarnos. No es necesario hacer una dieta estricta, solo con seguir algunos consejos buenos, es posible lograr mantenernos en forma.

Las fiestas no son una excusa para subirse de peso y empezar a acumular grasa si no más bien la ocasión para disfrutar con la familia, relajarse y pasarla bien. Puedes evitar engordarte tratando de preparar comidas más livianas y tener en cuenta el nivel calórico de los alimentos.

Acá te dejamos unos tips prácticos, que Maria Mezzatesta, experta en temas de nutrición  y belleza, nos aconseja para preparar platos livianos:

- Para sofreír utilizar vino blanco y no aceite ni mantequilla.
- Limitar la utilización de la sal y preferir condimentar con especias y verduras: azafrán, orégano, pimienta, tomates Cherry, ají.
- Reducir los condimentos grasos y utilizar alternativas mas creativas como limón o naranja para la carne y el pescado, o aceite balsámico para las verduras.
- Preferiblemente cocinar al vapor, al horno o a la plancha en vez que freír.
- Preparar postres de fruta o de yogurt.
- Consumir los postres típicos de la navidad solamente en los verdaderos días de fiesta, ¡No por dos semanas seguidas!
- Llevar a la mesa botellas de agua para encontrar una alternativa a los vinos, gaseosas y licores.
- Evitar las salsas.

Y…en general, Maria Mezzatesta, nos recomienda:

- Cuidado con las cantidades: come lo que más te gusta, disfruta de ese momento de fiesta y de comida tan rica y especial pero, ¡no te excedas con las porciones! Es mejor comer bien variado pero en cantidades limitadas que repetir el mismo plato. Pide una media porción de todo y ¡no te arrepentirás!

- No dejes postres y comida que sobró, en tu casa. Trata de no tener a la mano esos alimentos tan ricos a los cuales no podrías decir que no. Una vez terminada la cena con la familia, dile a tus huéspedes que se lleven lo que sobró, ellos estarán felices y tu, ¡no tendrás tentaciones en tu casa!

- Aprende a decir NO. Con una sonrisa pero con voz segura. Prepara una excusa para los que seguirán preguntando por qué no te estas comiendo ese plato tan rico.  ¿Qué te parece: “Soy alérgica al salmón…”?

- Llega a todos los eventos después de haber tomado un vaso lleno de yogurt en tu casa. Te sentirás ya satisfecha y te ayudará a controlar las porciones sin esfuerzo.

- No te excedas con el alcohol: no sólo porque el alcohol engorda si no también porque te hace mas vulnerable a los pecados de gula. Si te mantienes bien lucida puedes resistir mejor.

- Si eres tú la anfitriona de la fiesta, prepara platos creativos, gourmet, pero también livianos. Es un desafío muy divertido.

- ¡Muévete! Camina, sal de shopping, ve a ver a tus amigas. No te quedes en tu casa en pijama a ver televisión.

- No te excedas con el autocontrol. Es un período de fiesta y diversión, lo que tienes que hacer es limitar los daños, sin empezar una dieta en esta temporada, no vale la pena, ¡disfrútalo!

- Y por último: regálate o haz que te regalen una suscripción para algún tratamiento donde se realice actividad física, ¡será la mejor manera para empezar el año con energía y buenos propósitos!                                                                                                                                       

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.