COMENTARIOS

¿Alimentación saludable o adiós a los excesos?

Fucsia.co

¿Alimentación saludable o adiós a los excesos? Foto: Ingimage

El nuevo libro Gwyneth Paltrow va en contravía de todo lo que ella pregonaba.

Atrás quedaron los consejos de comer saludable, los mantras de auto ayuda y bienvenido lo de comer rico. Esa parece ser la conclusión después de ojear el último libro de cocina de la famosa actriz ganadora de un Oscar por su actuación en la película “Shakespeare Enamorado”.

Ella se había convertido en la imagen de la comida orgánica, de la vegetariana y, en una palabra, de lo ultrasaludable. Es decir adiós al café, al alcohol, los huevos, el azúcar, los mariscos, el pescado de aguas profundas, las papas y los tomates, el pimentón y la berenjena. Pero también enemiga acérrima del trigo, la soya y de las carnes rojas, claro está. Aunque parezca difícil de creer su primer libro se volvió la biblia de muchas de las mamás de su generación y con él Gwyneth organizó una revolución a través de su cuenta de Instagram. Fotos de brownies hechos con fríjoles negros y tostadas libres de gluten untadas de aguacate en lugar de mantequilla son solo un ejemplo de lo que ponía a circular la actriz en sus redes.

via GIPHY

En realidad este nuevo libro contiene una serie de fotos muy dulces de ella y de sus hijos y los textos llevan a la conclusión que esta nueva aventura editorial es su manera de echarse para atrás de una moda que nadie puede soportar por largo tiempo.

Las recetas son tan sencillas como un sándwich de jamón y queso con un huevo frito encima o una pasta carbonara con unas yemas de huevo extra para darle a la salsa más cremosidad. Páginas y páginas de recetas normales para gente normal.

A lo mejor la culpa de que ella se hubiera matriculado en ese mundo de la comida extra sana era de su marido Chris Martin. Se especula que después del divorcio la Paltrow decidió pasar la página y cambiar de vida. Parece que el punto de quiebre fue hace unos días cuando públicamente comunicó que de vez en cuando ella le permitía a sus hijos consumir comida basura y que ella también se daba un gustico de vez en cuando como comerse un pedazo de una deliciosa pizza con una copa de vino.

Es muy común en parejas disfuncionales que ven en la comida una manera de ejercer control en lugar de simplemente disfrutarla.

via GIPHY

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.