COMENTARIOS

Lawrence, Schumer y Huffine ¿Qué pasa con las tallas?

Fucsia.co

Lawrence, Schumer y Huffine ¿Qué pasa con las tallas? Foto: archivo

Aunque Jennifer Lawrence, Amy Schumer y Candice Huffine se encontraban en situaciones diferentes, esta semana las tres coincidieron al manifestarse en contra de los estereotipos de talla.

Esta semana la polémica sobre las tallas volvió a dar de qué hablar. En una entrevista con Harper’s Bazar, Jennifer Lawrence reabrió el debate sobre los estándares de belleza impuestos en la industria de la moda y el cine.

“Todo el mundo dice ‘nos encanta que haya alguien como tú con un cuerpo normal’ y yo pienso que ‘no siento que tenga un cuerpo normal’. Hago Pilates todos los días, como, pero hago más ejercicio de lo habitual”, dijo.  

Sus palabras hicieron eco en un momento en el que marcas como Gucci han sido cuestionadas por usar modelos extremadamente delgadas en su publicidad. De hecho, la autoridad británica que regula los estándares de la publicidad, ASA, acaba de prohibir un anuncio de la firma italiana por considerarlo “irresponsable” al promover ideales de belleza que no corresponden con la realidad y que pueden derivar en trastornos alimenticios.

De acuerdo con el ente regulador, la modelo luce un aspecto demacrado y enfermizo y “su torso y brazos aparecen demasiado finos y fuera de proporción con su cabeza y la parte baja de su cuerpo”, mientras que la marca afirma que se trata de un anuncio dirigido a un “público adulto y sofisticado”.

The cruise 2016 campaign

Nos hemos acostumbrado tanto a la extrema delgadez que cuando vemos a alguien con un peso normal pensamos ‘Oh, mira esas curvas’, lo cual es una locura”, continúa Jennifer, quien ha sido una de las abanderadas de la belleza natural y una reconocida defensora de la igualdad de género en su gremio.

Lawrence no es la única que se siente incómoda con este tipo de etiquetas, recientemente la actriz y comediante Amy Schumer se manifestó en Instagram en desacuerdo por haber sido incluida en la lista de mujeres de talla grande de la revista Glamour en la que también aparecen nombres como Adele y Ashley Graham.

“Pienso que no hay nada de malo en ser de talla grande, son mujeres sanas y hermosas. En Estados Unidos una talla grande es 16, yo estoy entre la 6 y la 8. Glamour me puso en su edición de tallas grandes sin preguntarme o avisarme y no se siente nada bien para mí. ¿Las chicas ven mi cuerpo pensando que es una talla grande?, ¿Qué piensan?”

Aunque la revista Glamour pidió disculpas a Amy a través de Twitter, el hecho ha generado una reflexión sobre qué se considera talla grande y por qué tener curvas se ha convertido en noticia.

Candice Huffine, la modelo de talla grande también se sumó a las críticas, “La palabra “plus” para referirse al cuerpo de una mujer es problemática, porque tiene connotaciones negativas. Necesitamos modificar el enfoque. Aunque también creo que las etiquetas, en general, son innecesarias. ¿Qué sentido tiene encasillarnos así?” dijo en una entrevista a SModa y agregó “la verdadera victoria llegará cuando ver a una modelo de talla grande en una revista de moda no sea noticia”.

Todas estas mujeres han compartido el inconformismo por los estereotipos de talla, pues a pesar de la lucha que han emprendido mujeres en todos los ámbitos para defender la belleza real, seguimos considerándolo la excepción, cuando debería ser la regla. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.